Banner IEE

inicio SALUD Exhorta IMSS acudir inmediatamente a urgencias ante hemorragias

Exhorta IMSS acudir inmediatamente a urgencias ante hemorragias

Exhorta IMSS acudir inmediatamente a urgencias ante hemorragias
521
0

La pérdida masiva de sangre se denomina hemorragia y se presenta  cuando es interrumpida la continuidad de los tejidos vivos; pueden ser externas o internas;  ambas significan un potencial peligro para la vida, explicó el doctor José Luis García Arcadia, director del Hospital General Subzona (HGSZ) número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate.

 El especialista del IMSS señaló que durante una hemorragia interna el paciente puede manifestar mareo, náuseas, vómito, piel fría y sudorosa;  condiciones que se consideran de gravedad, independiente de la causa del sangrado; la asistencia médica debe ser inmediata en un hospital, porque corre el riesgo es mortal.

 En caso de desvanecimiento, el afectado debe ser colocado en posición horizontal con los pies ligeramente elevados para ayudar a que se irrigue el cerebro y evitarle daños permanentes, mientras se recibe atención especializada.

 Las hemorragias externas más comunes son nasales, en el cuero cabelludo y la piel. En el cuero cabelludo se ocasionan al recibir golpes directos en la cabeza; que pueden ser graves por la pérdida de sangre que ocurre cuando la lesión es extensa.

 Las hemorragias por heridas en la piel pueden ser superficiales o profundas; de manera frecuente ocurren tras una caída en la práctica de algún deporte  o debido a lesiones  con objetos cortantes o penetrantes.

 En ambos casos, las recomendaciones para atender una hemorragia mientras se espera la atención especializada son lavarse las manos con agua y jabón, lavar la herida lo mejor posible usando guantes estériles, posteriormente, con un trapo limpio o con gasas estériles aplicar presión directa para contener el sangrado; en caso de que la hemorragia no ceda, aplicar vendaje compresivo por encima de las gasas y el trapo.

 No se debe aplicar café, sal, cenizas, alcohol, merthiolate u otros productos sobre la herida, ya que estas sustancias dañan los tejidos; evitar colocar la cabeza por debajo de la altura del cuerpo de la persona, ya que esto incrementa la hemorragia; sacar algún objeto que se encuentre incrustado, debido a que puede estar conteniendo una hemorragia mayor; las compresas frías o calientes no son útiles en caso de hemorragia.

 Otro tipo común es la hemorragia nasal, que se produce en casos de golpe, lesiones por objetos introducidos en la nariz. Lo que mejor se debe realizar es colocar a la persona sentada cómodamente, con la cabeza inclinada hacia adelante ya que de esta forma no se traga la sangre y no provoca náuseas y vómito; comprimir firmemente las alas de la nariz entre los dedos pulgar e índice por unos 10 minutos para controlar la hemorragia.

Recalcó que la aplicación de un torniquete es la última opción ante una hemorragia que no se controla, debido a que muchas veces puede ocasionar a la pérdida de la extremidad afectada.

 El director del HGSZ número 6 reiteró que ante la presencia de hemorragia externa, o se sospeche de sangrado interno en una persona, se debe buscar asistencia médica urgentemente, debido a que en ambos casos éstas pueden causar la muerte rápidamente.

(521)

Publicar tu comentario

Comentario