Banner Ayuntamiento 2019

inicio INTERNACIONAL Impacto por relación amorosa entre una madre y su hijo

Impacto por relación amorosa entre una madre y su hijo

Impacto por relación amorosa entre una madre y su hijo
138
0

El caso resulta complejo porque madre e hijo están enamorados, llevan una vida sexual activa y hasta planean casarse y tener hijos. A ojos de todos, es una relación incestuosa, porque lo es aunque ellos lo nieguen o lo pinten como quieran. Ella lo definió como “Atracción Sexual Genética”.

La historia empezó cuando Kim tuvo a Ben cuando tenía 19 años. Una semana después de haber dado a luz, fue forzada a darlo en adopción.Ambos continuaron sus vidas por separado, hasta que en 2013, Ben, que vivía en Estados Unidos y estaba casado desde 2011 con Victoria, le envió una carta a su madre biológica. Luego comenzaron a intercambiar llamadas telefónicas, hasta que se reencontraron. “Fue como si nos conociéramos desde hace años”, explicó Kim a “New Day”, el medio de comunicación que reveló el impactante caso.

Te recomendamos:   Joven gana 46 mil dólares en torneo de videojuegos, no podrá cobrarlo por ser menor de edad

La mujer confesó que pronto empezó a sentir atracción sexual por su hijo, por lo que buscó en internet y descubrió la existencia de un fenómeno denominado “Atracción Sexual Genética”. Acordaron encontrarse en un hotel, en que después de tomar alcohol se dieron el primer beso, pero luego fueron más allá y comenzaron a tener relaciones sexuales. Ben dejó de tener sentimientos por su esposa, se divorció y se mudó a Michigan junto a su madre, donde esperan iniciar una nueva vida. “Esto no es incesto, es Atracción Sexual Genética (GSA por sus siglas en inglés). Somos como dos gotas de agua y estamos destinados a estar juntos”, explicó Kim.

Te recomendamos:   Mujer se suicida con disparo en la cabeza frente a la tumba de su hijo en Tijuana

Dentro de este síndrome denominado como Atracción Sexual Genética, se describen “sentimientos de intensa intimidad que se producen entre dos parientes que estuvieron separados durante los años críticos del desarrollo y la unión, al reunirse por primera vez como adultos”. En psicología, la definición engloba una característica constante: “Cuando un adulto-niño y su madre biológico finalmente se encuentran, el cerebro tiene dificultad para asociarse entre sí como familia. Al compartir aspectos físicos similares y gustos, eso de acopla con sentimientos de intimidad y sexulidad”. Esto puede llevar a ambas partes a expresar sus emociones sexuales.

Te recomendamos:   Madre mata a su hijo por no querer emborracharse junto a ella

Imagen foto_00000015

con información de chilevisión

 

(138)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados