CESPTE

inicio COLUMNAS Palco de Prensa: Las fallas del PREP

Palco de Prensa: Las fallas del PREP

Palco de Prensa: Las fallas del PREP
10
0

Las fallas del Programa de Resultados Preliminares, no permiten determinar quien ganó o quien perdió en Baja California los comicios de este domingo 5 de junio.

Aunque en el portal creado por el instituto Estatal Electoral, para dar a conocer los resultados, supuestamente a partir de las 19:00 horas, la información empezó a trascender hasta una hora después y sumamente lenta.

A las 21:00 horas, con menos de un 2.00% de avance, la página del PREP anotaba al PAN como ganador, en las alcaldías de Ensenada y Mexicali, y al PRI en Tijuana. De Tecate y Playas de Rosarito, no mostraba información alguna.

Sin embargo, según dirigentes panistas, el Partido Acción Nacional presume que ganó cuatro alcaldías, las de Tijuana, Mexicali, Ensenada y Playas de Rosarito. Reconocen que llevan desventaja en Tecate.

Ante la falta de información, resulta temerario y audaz, hablar de triunfos o derrotas. Quizás lo único que se puede afirmar, es que el triunfador absoluto de esta contienda lo fue el abstencionismo.

Ni la aparición de los llamados candidatos independientes o ciudadanos, motivaron a los electores para acudir a las urnas. Ni la enorme cantidad de aspirantes, en el caso de las alcaldías, o la viabilidad de las propuestas de estos.

La poca información disponible, muestra un panorama electoral desolador. Tenemos que esperar a que termine el recuento de las actas de las diversas casillas, para cotejar los resultados con los de elecciones anteriores.

No hubo mucha diferencia en cuanto a los resultados que arrojaron las encuestas previas a los comicios, respecto a las preferencias electorales. Definitivamente, la pugna fue entre PRI y PAN.

Los candidatos de los partidos emergentes, difícilmente lograron captar los votos requeridos para mantener su registro. Aunque el discurso de todos ellos estuvo dirigido en contra del bipartidismo, es obvio que no lograron minar el voto duro del priísmo y del panismo.

Sin embargo, no se explican, ni se justifican, las macadas fallas del PREP. En procesos anteriores, desde temprano fluyó la información. Y se observaba como los números variaban, en la medida en que avanzaba el conteo.

Ahora, la información apareció en el portal, mucho tiempo después de lo anunciado, lenta e insuficiente. Esto fue aprovechado por algunos dirigentes partidistas, para presumir triunfos y especular descaradamente con los supuestos resultados.

Total, la jornada electoral dejó frustraciones y decepciones. Además de dudas e incertidumbre. Cualquiera podría decir que “hubo mano negra”.

Este proceso electoral, pasará a la historia de Baja California, como uno de los más desaseados. Hubo de todo un poco. Y la autoridad electoral “se hizo de humo”. Por doquier hubo triquiñuelas, sin que nadie los frenara.

Hay elementos suficientes, para considerar que el proceso electoral no ha concluido. Que podría acudirse a una segunda instancia. La instancia judicial.

La nueva legislación electoral en la entidad, no fue ningún avance, sino un retroceso.

Si no fuera porque el desaparecer el proceso electoral, sería establecer un régimen dictatorial, lo que sería peor que un proceso amañado, en el que pocos votan, y lo hacen para votar por los peores.

Es evidente que en Baja California la democracia es simplemente una pantomima. Casi una caricatura.

Esto, a reserva de contar con más información respecto al proceso electoral de este domingo 5 de junio.

Y conste, hay quienes consideran que estos comicios, fueron la antesala de las elecciones presidenciales del 2018. Los presagios, no son nada buenos.
[email protected]

hfkytruyk6rf

(10)

Publicar tu comentario

Comentario