Banner Ayuntamiento 2019

inicio COLUMNAS Palco de Prensa: Las perspectivas

Palco de Prensa: Las perspectivas

Palco de Prensa: Las perspectivas
4
0

Aún cuando todavía no hay candidatos definidos, por parte de los diversos partidos políticos o independientes, que participarán en los comicios de junio del 2016, puede advertirse que no hay nada seguro para nadie, pero que el panorama electoral, podría cambiar radicalmente.

Para empezar, cabe recordar que en las pasadas elecciones locales, las del 2013, se enfrentaron dos fuerzas políticas, constituídas por dos coaliciones y una organización independiente, Movimiento Ciudadano.

Por una parte, la coalición Unidos por Baja California, integrada por PAN, PRD, Panal y Partido Estatal de Baja California, que llevaron como candidato a Gobernador a Francisco Vega de la Madrid, quien logró el triunfo, con 442 mil 868 votos, o sea el 47% de la votación.

Por la otra, Compromiso por Baja California, integrada por PRI, PVEM, PES y PT, llevando como candidato a la gubernatura a Fernando Castro Trenti, con 417 mil 909 votos, o sea el 44%.

De las cinco alcaldías, la primera coalición obtuvo solamente 2, o sea Mexicali y Playas de Rosarito, y la segunda 3, o sea Tijuana, Tecate y Ensenada.

Por cuanto hace a los 25 diputados, que integran la legislatura estatal, el PAN logró 7, 5 de mayoría relativa y 2 de representación proporcional, el PRD 1 de mayoría relativa, el Panal 2 de mayoría relativa, y el Partido Estatal de Baja California 2 de mayoría relativa, correspondiendo un total de 12 curules a la coalición Unidos por Baja California.

Así mismo, el PRI obtuvo 7 curules, o sea 4 de mayoría relativa y 3 de representación proporcional, el PVEM 1 de mayoría relativa, el PES 1 de mayoría relativa, el PT 1 de mayoría relativa y 1 de representación proporcional, siendo 11 posiciones de la alianza Unidos por Baja California.

A Movimiento Ciudadano le correspondieron 2 de representación proporcional.

Hay quienes aseguran, o sospechan, que la diferencia entre ambas fuerzas coaligadas, fue una oscura negociación, que implicó traiciones y venganzas.

En los comicios del 2016, solamente habrá una coalición o alianza, integrada por PRI, PVEM, PT y PANAL. Los demás partidos, contenderán con candidatos propios.

Pero además, se agregan a la contienda, dos nuevos partidos, el Partido Peninsular de las Californias y el Partido Municipalista de Baja California.

La novedad es que habrá candidatos sin partido o independientes, tanto a munícipes, como a diputados locales. Por Tijuana, destacan como presuntos candidatos a alcalde Gastón Luken, Carlos Atilano Peña y Carolina Aubanel Riedel.

El panorama indica que el voto duro de los partidos políticos, se verá afectado. En especial el del PAN, que contenderá sin aliarse con ningún partido. Ni PRD, ni Panal.

Además, porque sin duda alguna le restarán votos, dos aspirantes a la alcaldía, que antes vistieron de azul o que se iniciaron en la política, bajo la sombra del Partido Acción Nacional, que son Gastón Luken, ahora como independiente y Héctor Osuna Jaime, bajo la bandera de Movimiento Ciudadano. Es obvio que cada quien se llevará a su gente.

Quien también restará votos a los partidos políticos, lo será el militar retirado, Teniente Coronal Julián Leyzaola, quien seguramente participará como candidato a alcalde, por parte del PES.

Llama la atención, que el PRD y Panal, dejan al PAN, al que se habían aliado en pasados comicios. Unos dicen que ambos pretendían “vender caro su amor” y que los panistas no accedieron a las pretensiones.

Al final, el Panal reanuda amoríos con el PRI y el PRD decide lanzarse solo. Puede decirse, que se están acomodando las piezas hacia las elecciones grandes. La presidencial del 2018 y la gubernatura local en el 2019.

Hay priístas que no entienden esto, pues solamente ven el aspecto negativo de las alianzas. Que les quitan espacios, que podrían corresponderles a ellos mismos.

Sin embargo, esto tiene sumamente preocupados a los panistas, pues saben que si van solos en las próximas elecciones, podrían sufrir serias derrotas. Incluso la posibilidad de perder la gubernatura estatal, después de que la han ostentado durante 27 años.

Esto no es precisamente una prioridad para el PRI, sino conservar la Presidencia de la República, aunque tengan que “repartir el pastel” con otros partidos políticos. Por eso hablan de la posibilidad de establecer un gobierno de coalición.

En cambio, los panistas quisieran acaparar todo para ellos, aunque se atraganten. Los mexicanos se estarán muriendo de hambre, pero el país sigue siendo un excelente botín para los políticos.

Las perspectivas son, de acuerdo a la posición de cada quien. Para unos, alentadoras. Para otros, preocupantes.

[email protected]

 

(4)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados