Banner UTT

inicio COLUMNAS Palco de Prensa: Los Trampolínes

Palco de Prensa: Los Trampolínes

Palco de Prensa: Los Trampolínes
9
0

 

Esta semana, Alfredo Postlethwaite Duhgón, presidente de la Coalición de Participación Social en la Educación, fustigó severamente el que se utilicen instituciones educativas y de salud, como trampolínes políticos.

Esto, luego de trascender que los panistas Ricardo Magaña y Sergio Tolento, se separaban de la Secretaría de Desarrollo Social y Secretaría de Salud Estatal, respectivamente, para ir en busca de posiciones electorales.

El dirigente de la Copase señaló que en ese tipo de dependencias, se debe designar funcionarios comprometidos y responsables con la salud y la educación de los bajacalifornianos.

Dijo que el Gobernador Kiko Vega, debe de analizar detenidamente los perfiles al designar a los individuos y hacer a un lado a quienes tienen aspiraciones políticas y utilizan esas dependencias como escaparate o trampolín.

Como dicen, no se le pueden pedir peras al olmo. Quienes gobiernan en la entidad, no son precisamente estadistas, sino individuos trepadores y oportunistas, que aprovechan cada posición que llegan a ocupar, para proyectarse hacia otra más, de mejor nivel o al menos con mayor salario.

Porque es sabido que no llegan a determinada posición, electoral o administrativa, porque sean expertos o estudiosos de un tema en particular, sino simplemente porque son amigos o compadres, de quienes tienen facultades para designarlos. Las designaciones, no se fundamentan en capacidades y experiencias, sino en relaciones personales. Los compadrazgos, pues.

Nadie puede demostrar, que el tal Ricardo Magaña, sea un excelente político, tan solo porque ha estado al frente de una dependencia, cuya función es derrochar recursos, regalando despensas y cobijas. Además, sin control alguno.

Eso lo hace cualquiera. Hasta el más inepto de los individuos. Más bien podría aplicarse aquello de que “no tiene culpa el indio, sino el que lo hace compadre”.

El tipo de cargo y lo laxo de las responsabilidades, permite el muestreo.

Curiosamente, a nivel nacional, cuando el PRI gobernaba el país, la institución más fuerte e ideal para de ahí llegara la Presidencia de la República, lo era la Secretaría de Gobernación. La responsable de la política interior de México.

Quien tenía el control, de todo lo que se hacía en territorio mexicano, tenía el conocimiento y la fuerza para gobernarlo.

Ahora, cuando la problemática y necesidades económicas son tan enormes, las instituciones más fuertes, son las encargadas de atender los problemas sociales, salud y educación.

Estar al frente de esas dependencias, permite a sus titulares proyectarse, el mostrar sus “virtudes” ante los mexicanos y que le permiten captar simpatías, a la hora del proceso electoral.

Pueden existir funcionarios realmente capaces, en otras áreas, pero que no son tan lucidoras. Incluso, en las que sí tienen que “sudar la camiseta”. En las que tienen que poner en práctica sus conocimientos y su experiencia.

El sistema político, tiene debidamente identificadas, las áreas que son más propicias para lucirse y hacer carrera política, sin tantos esfuerzos. Y sin muchos riesgos.

Esto también ocurre a niveles estatal y municipal.

No es que los individuos sean buenos políticos, si las funciones que les asignan, son, básicamente, las de distribuir despensas o cobijas. Cualquiera puede hacer esto.

Pero el problema no es tanto de los individuos, sino de quienes los asigna a dichas áreas y que les permiten mostrarse “generosos”, cuando que en lo personal, seguramente son tacaños e ineptos.

Como dicen : no hay quien, le den pan, que llore.

Los ponen ahí para que se luzcan. Se los permiten. Pues utilizan las posiciones como trampolínes políticos, para tratar de alcanzar otras posiciones.

Así es que, insistiendo, no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre.

En otras palabras, el que individuos como Ricardo Magaña y Sergio Tolento, utilicen las instituciones de gobierno, como trampolines políticos, no es culpa plena de ellos, sino del Gobernador que los asignó a esas áreas, y se los permite.

Claro, a lo mejor ni capacidad tienen para el buen desempeño de sus funciones, pero menos aún, si en lugar de tratar de cumplir su cometido, están pensando en lograr posiciones más cómodas y mejor pagadas.

Como dicen, por eso estamos como estamos.

gil_lavenants@hotmail.com

 

(9)

Publicar tu comentario

Comentario