Banner Ayuntamiento 2017

inicio COLUMNAS Cavilaciones: ¡Mala Educación!

Cavilaciones: ¡Mala Educación!

Cavilaciones: ¡Mala Educación!
5
0

El tema de mis Cavilaciones de hoy es algo que me causa mucha indignación y tristeza y por eso lo abordo aunque ya se hayan publicado muchos comentarios al respecto. Se trata de los tristes resultados que obtuvo México en las pruebas del año 2015 del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés). PISA, una organización de la OCDE, realiza desde el año 2000 pruebas cada tres años para evaluar el estadio de la educación en los países miembros.

En el sitio de Internet de PISA se puede ver un mapa del mundo con los países pintados con un gradiente de colores que va desde el rojo oscuro hasta el verde oscuro. Los países pintados de color rojo son los más atrasados y los verdes los más avanzados. En tres de las cinco disciplinas que califican a nuestro país, ciencias, matemáticas y lectura, nos deshonra el rojo más profundo. Hay dos áreas en las cuáles nuestro país obtuvo un verde claro: equidad de género y equidad por clase social. Pero esto tampoco es bueno porque lo que nos dice es que aunque los resultados favorezcan a los hombres y a los más adinerados, ningún grupo es sobresaliente a nivel mundial.

Un consuelo de tontos es que Brasil obtuvo calificaciones peores que las de México. Todos los países de Latinoamérica estamos agrupados entre los que obtienen calificaciones mediocres. ¿Por qué? ¿A qué se debe que no podamos dar el salto hacia la excelencia? Supongo que ustedes mis lectores tendrán sus hipótesis y quizás todas incluyan la palabra corrupción. La OCDE también mantiene un índice de los países más corruptos del mundo desarrollado, entre los cuales se encuentra México (no sabía que nos consideraban un país desarrollado). ¿Qué lugar ocupa México en esta lista? El Número Uno.

En las pruebas del PISA menos del 1% de los estudiantes de México alcanzan niveles de competencia de excelencia, comparado con el 8.3% que obtienen el promedio de todos los miembros de la OCDE. En ciencias y lectura, los resultados no han mejorado desde el año 2006. En matemáticas ha habido una ligera mejora a lo largo de los años.

China es un ejemplo de que sí es posible progresar y rebasar al resto del mundo en muy poco tiempo. El promedio anual de crecimiento en China ha sido un impresionante 9.4% desde el año 1978 (durante el sexenio de Peña Nieto, México no ha podido acercarse a su meta de 3%). China durante su auge invirtió masivamente en educación y ha logrado desarrollar las universidades más prestigiosas del mundo. Los chinos ya no tienen que ir a Estados Unidos a estudiar.

México está estancado y así permanecerá mientras no se resuelvan los problemas estructurales de nuestro sistema educativo, el cuál se creo para pacificar al país después de la Revolución. Es igualmente difícil que urgente liberar al sistema de educación de las costumbres arraigadas que hoy no permiten el progreso de nuestro país. Es triste nuestra situación. Es un desperdicio del talento de nuestra juventud.

El autor es egresado del Tecnológico de Monterrey y Doctor en Ingeniería Eléctrica y de Computación de la Universidad del Estado de Nuevo México.

www.cavilaciones.com

[email protected]

(5)

Publicar tu comentario

Comentario