inicio NACIONAL Asesinados y disueltos en ácido los tres estudiantes de cine; CJNG los confundió con narcos rivales

Asesinados y disueltos en ácido los tres estudiantes de cine; CJNG los confundió con narcos rivales

Asesinados y disueltos en ácido los tres estudiantes de cine; CJNG los confundió con narcos rivales
0
0

Tras practicar exámenes genéticos a los restos humanos localizados en un predio de la colonia Rancho de la Cruz en el municipio de Tonalá, la Fiscalía General de Jalisco confirmó la muerte de los tres estudiantes de cine desaparecidos desde el pasado 19 de marzo.

Salomón Aceves Gastélum, de 25 años y originario de Mexicali (Baja California); Jesús Daniel Díaz, de 20 años y de Los Cabos (Baja California Sur), y Marco Ávalos, de 20 años y de Tepic (Nayarit) se suman a la desbordante lista de 104.000 homicidios ocurridos desde que comenzó el Gobierno de Enrique Peña Nieto y a los más de 200.000 asesinatos relacionados con la guerra contra el narcotráfico, que ya dura 11 años. Los tres estudiantes fueron asesinados al más puro estilo del narco mexicano: con una violencia excesiva e intentando borrar cualquier evidencia con un químico corrosivo.

Ni Gastélum, ni Díaz, ni Ávalos sabían por qué la noche del 19 de marzo un grupo disfrazado de agentes de la fiscalía los interceptó en una carretera cuando detuvieron su automóvil para arreglar una falla mecánica. En la soledad de la autovía, seis hombres con armas de alto poder bajaron de dos camionetas y les ordenaron directamente a los tres alumnos que se subiesen a uno de los vehículos. Soltaron un disparo al aire antes de arrancar rápidamente, sin dejar más rastro que una polvareda.

Te recomendamos:   (VIDEO) Ratones pelean en los pasillos de frutas y verduras en un supermercado

La Fiscalía de Jalisco ha confirmado que los jóvenes no tenían vínculo con los narcotraficantes de la región y que solo estuvieron en el lugar y la hora equivocados. “No se encuentra acreditado que tengan algún vínculo con algún cartel delictivo”, explicó Lizette Torres, Jefa de la Investigación. El único error de los aspirantes a cineastas fue montar durante dos días el rodaje escolar en una propiedad que en algún momento fue una casa de seguridad de un grupo criminal. La tía de uno de ellos Edna “N” les prestó la cabaña para su proyecto. Mientras trabajaban, al menos ocho miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación les vigilaban sin que ellos lo supieran.

La Fiscalía informó de dos detenidos, Omar “N” y Gerardo “N”, vinculados a proceso desde el pasado 22 de abril por el juez Décimo Segundo de Control y Oralidad, quienes declararon ser integrantes del CJNG y estar encargados de vigilar la finca donde desde el 18 de marzo los tres estudiantes de cine y otros de sus compañeros hicieron filmaciones para su tarea.

Los capturados señalaron que vigilaban esa finca por ser propiedad de Diego Gabriel Mejía, integrante del Cártel Nueva Plaza, que fue arrestado en ella en 2015 junto con otras cinco personas y quien podría salir pronto de prisión tras cumplir su sentencia. Aunque Edna “N”, tía de Aceves Gastélum, declaró que esa finca le pertenecía, la Fiscalía logró acreditar que el verdadero dueño era Diego Gabriel Mejía, quien además es pareja sentimental de una persona que se dedica a administrar estéticas masculinas donde se paga por sexo y varias de la cuales fueron traspasadas a Edna “N”.

Te recomendamos:   Nissan llama a todos los poseedores de vehículos Máxima por falla que puede ocasionar un incendio en el auto: Profeco

Según las declaraciones de los detenidos, tras informar del movimiento en la finca de Diego Gabriel Mejía, otro grupo interceptó a los jóvenes en el Nuevo Periférico y los llevó a una finca en la calle Lechuza 89 en Tonalá; ahí comenzaron a golpear a Javier Salomón Aceves Gastélum para sacarle información de la organización delictiva vinculada a su tía, sin saber que los jóvenes no tenia nada que ver con el cartel, y que solo estaban en la finca para realizar un filme escolar. Allí la Fiscalía ha encontrado rastros de la sangre de Jesús Daniel Díaz que reflejan el terror que pasaron los jóvenes en sus últimas horas de vida. Sus cuerpos, fueron llevados a otra vivienda ubicada en calle Amapola 450, en la colonia Prados de Coyula donde los criminales los sumergieron en ácido sulfúrico, comúnmente utilizado en fertilizantes, para disolver cualquier evidencia. Las autoridades se encuentran analizando el contenido de tres tinacos y 46 bidones rellenos con el químico disolvente para conseguir más pruebas de que los estudiantes murieron allí.

Te recomendamos:   Vecinos desnudan a par de ladrones y los llevan caminando hasta la comandancia

La Fiscalía explicó, que el joven murió a causa de los golpes y para no dejar testigos, sus dos compañeros también fueron asesinados; en esa casa la dependencia encontró rastros de sangre cuyo ADN correspondía al de Jesús Daniel Díaz García. Se localizaron también las dos camionetas usadas para privar de la libertad a los jóvenes, armas identificaciones apócrifas de la PGR y unas esposas con ADN de Marco Francisco García Ávalos.

Los narcotráficantes del Cartel Jalisco Nueva Generación habrían confundido a los alumnos con miembros del grupo rival Cartel Nueva Plaza, al verlos ocupar la cabaña que alguna vez sirvió como bodega de armamento y droga. La Fiscalía ha detenido a dos de los ocho hombres que participaron en el secuestro y asesinato de los jóvenes. Ambos han hablado sobre el homicidio de los alumnos y que entre sus compañeros del cartel existió la creencia de que las víctimas eran criminales como ellos, y no un grupo de jóvenes cineastas con la creatividad y sus sueños en efervescencia.

Se informó por parte de la fiscalía que hay todavía cuatro órdenes de aprehensión por cumplir.

Luis Manuel Guerrero Cruz | Veraz

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados