inicio COLUMNAS Palco de Prensa: Los Santos Inocentes

Palco de Prensa: Los Santos Inocentes

Palco de Prensa: Los Santos Inocentes
8
0

Por si no lo recuerda, “técnicamente”, hoy es día de : “No Circula”. Este lunes 28 de diciembre, tradicionalmente se celebra el “Día de los Santos Inocentes”. La celebración tiene un origen hasta cierto punto religioso, pero es fecha propicia para todo tipo de bromas. Lo más común : solicitar prestado algo, que puede ser un ob jeto o dinero, que luego de recibido, advertirle al ingenuo prestamista : “inocente palomita que te dejaste engañar”. La historia cuenta que el Día de los Santos Inocentes, es la conmemoración de un episodio del cristianismo: la matanza de los niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea), ordenada por el rey Herodes I el Grande, con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret. Aunque tales hechos han de haber sido una tragedia, se le recuerda o celebra, a base de bromas. Básicamente el tratar de engañar a los demás. Algunos las llevan al extremo, al grado de hacer efectivas las bromas y retienen lo que piden y reciben en préstamo. Generalmente las víctimas resultan ser, quienes olvidan la celebración y acceden, igenuamente, a cualquier petición de préstamo. Por ello, se recomienda evitar salir a la calle y responder negativamente a cualquier petición de préstamo. Vale la pena estar listo y responder a cualquier solicitud, que saben perfectamente en que día se encuentran, que no se es ingenuo o santo inocente. Otra forma de celebrar este día, es dedicar una página o una sección importante de los medios de comunicación, difundiendo mentiras, como si fuesen algo cierto. Muchos se sorprenden, al no recordar la fecha y leer, en la orimera página de los medios impresos, noticias verdaderamente exageradas, relativas a hechos atribuidos a políticos, artistas o deportistas. Con letras pequeñas, generalmente se recuerda la celebración. A primera vista, las informaciones resultan insólitas, y el lector tarda en entender que se trata de una broma del “Día de los inocentes”. Seguramente habrá quienes recuerden alguna anécdota, respecto a bromas de que fueron objeto, en este día. Generalmente, de la broma no pasa. Ese es el chiste, recalcar al engañado que fue sorprendido, por ser igenuo. Hay quienes, principalmente donde la tradición aún está bastante araigada, que desde temprano salen a la calle en busca de incautos. Luego habrá tiempo de contar las bromas. Si se tiene buen sentido del humor, será motivo para reir durante todo el día. Los “Santos Inocentes”, en principio no sabrán cuál es el motivo de la risa. Habrá quienes hasta se molesten por la burla. Al final de cuentas, la mayoría también celebrará las “inocentadas”. El columnista recuerda que hace varios años, el departamento de comunicación social del gobierno municipal de Tijuana, incluyó en el reporte diario, las notas de broma publicadas en los diarios impresos. Claro, sin percatarse de ello. Y conste, se trataba de noticias insólitas, que los encargados del área de recopilar las informaciones más trascendentes del día, las incluyeron en el reporte diario. Fue hasta que el columnista hizo referencia a tal error, al recibir copia de dicho informe, que se percataron de haber heho algo, que evidentemente resultaba absurdo. Las fechas y nombres de los autores, se mantienen en reserva y el dato queda simplemente como una anécdota. No es malo tener sentido del humor. Y no está mal, hacer una broma de este tipo, al menos una vez al año. Aunque no deja de molestar, el desempeñar el papel de ingenuo o incauto. Por eso, es importante recordar esta fecha, para que no le salgan, luego de la broma, con eso de : “Inocente palomita que te dejaste engañar”. Y ojalá que la broma sea sencilla. De cualquier forma, se debe tener presente que este 28 de diciembre, que afrotunadamente para muchos es día de asueto, “No se circula”. Recuerde no prestar nada. Ni dinero, ni nada. Manténgase a distancia, apenas vea acercarse a alguien risueño, bromista. Un día de no convivencia, no pasa nada. Al revés, evitará que le hagan alguna broma y pierda algo de valor. Es más, disfrutará el día, si oportunamente se percata de los intentos de bromear con usted y lo evita. Lo mismo pasará, si logra reconocer las notas falsas de los medios y disfrutará observar los rostros de incredulidad o sorpresa, de quienes no recordaron la fecha. Este día, hay que estar bien listo y abrir los ojos, para que nadie le sorprenda, diciéndole “inocente palomita”.

Conste. [email protected]

(8)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados