CESPTE

inicio SAN DIEGO Compraba niños filipinos para tener sexo; lo capturan

Compraba niños filipinos para tener sexo; lo capturan

Compraba niños filipinos para tener sexo; lo capturan
304
0

Un hombre de California fue sentenciado a cadena perpetua en una prisión federal este martes por comprar niños filipinos para tener sexo y producir pornografía en lo que los fiscales llamaron uno de los casos de explotación infantil más “espeluznante, premeditado e inquietante” en la nación.

El juez de distrito de los Estados Unidos, John Mendez, dijo que estaba impactado por los crímenes cometidos por Michael Carey Clemans, de 57 años, de Sacramento.

Los fiscales dijeron que el detenido dio instrucciones detalladas sobre cómo deben posar las chicas jóvenes, cómo se deben cortar los cabellos, si deben usar maquillaje o untarse crema en sus cuerpos.

“Su verdadero plan era encontrar muchachas jóvenes, vírgenes, y luego ir a tener relaciones sexuales con ellas”, dijo el fiscal federal asistente, Andre Espinosa.

“Un hombre de 57 años no tiene relaciones sexuales con una niña de 7 años; la viola”, agregó.

La sentencia se produjo después de que el abogado defensor Daniel Olmos argumentó que el juez debería considerar la cooperación de Clemans para ayudar a las autoridades a atrapar a sus cómplices.

Pero Méndez estuvo de acuerdo con los fiscales, diciendo que los crímenes “impensables e inexcusables” superan a la asistencia.

“Les ha robado la infancia a esas víctimas”, dijo Méndez.

Clemans era un veterano del ejército sin antecedentes penales que vivió en Bangkok durante dos años mientras trabajaba como piloto para una pequeña aerolínea.

Luego regresó a Sacramento y vivió con su madre mientras viajaba a Filipinas varias veces.

Tenía “otro lado de su vida”, dijo Méndez. “El Señor Clemans es un hombre peligroso. Un peligro particularmente para los niños”.

Las autoridades dijeron que Clemans comenzó a conspirar con una mujer en las Filipinas en 2014 para producir pornografía infantil y obtener niñas.

Le envió a la mujer, Lyan Tandeg, casi 6 mil dólares para adquirir el equipo que usó para fotografiar a niños desnudos para que él pudiera decidir a cuáles violaría cuando viajara al país, dijeron las autoridades.

Él la dirigió a encontrar huérfanos, víctimas de tifones y de otras situaciones vulnerables. Pagó a un conspirador, Shellina Atad, para obtener la custodia temporal de niños filipinos y producir pornografía infantil, dijeron las autoridades.

Los investigadores encontraron a tres de los niños que posaron para las fotos pornográficas, incluyendo uno llamado “Ángel”, cuando tenían 7, 9 y 10 años.

Los fiscales los llevaron de Filipinas a Sacramento para testificar en el juicio de Clemans.

Tandeg y Atad fueron arrestados en 2015 y sentenciados a 15 años de prisión en Filipinas, según documentos judiciales.

En un momento, las autoridades dijeron que Clemans se estaba comunicando con más de 50 proveedores de pornografía infantil y obtuvieron más de 27 mil imágenes.

Internet y la facilidad de la banca global hacen que sea extremadamente fácil para los pornógrafos infantiles comunicarse, comprar y vender niños y pornografía, y esconder sus identidades, dijo el abogado McGregor Scott al destacar 40 condenas en el centro de California en los últimos cuatro años que conllevaron sentencias de 15 años o más

“Internet no tiene fronteras”, dijo Ryan Spradlin, agente especial a cargo de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de los Estados Unidos en San Francisco.

“Una imagen en la web de un niño víctima de abuso sexual puede ser vista por cualquier persona en cualquier parte del mundo”.

Olmos reconoció los crímenes “abominables”, pero argumentó que Clemans debería recibir alguna consideración de sentencia porque tenía antecedentes penales limpios, aceptaba la responsabilidad y permitía que los investigadores utilizaran sus cuentas en línea para detener a sus cómplices para su enjuiciamiento.

Un jurado encontró a Clemans culpable en septiembre de comprar niños, conspiración y viajar con la intención de participar en una conducta sexual ilícita.

Anteriormente se declaró culpable de conspiración, producción y recepción de pornografía infantil.

Olmos dijo que Clemans apelará su cadena perpetua.

Clemans permaneció aparentemente sin emociones durante la audiencia, pero Méndez lo dejó abrazar a sus padres y otros miembros de la familia antes de que se lo llevaran.

“Gracias por su apoyo y amor”, le dijo a su madre. “Te veré en el otro lado”.

(304)

Publicar tu comentario

Comentario