Banner UTT

inicio INTERNACIONAL Se pudren cosechas tras nueva ley antiinmigrantes en Alabama

Se pudren cosechas tras nueva ley antiinmigrantes en Alabama

Se pudren cosechas tras nueva ley antiinmigrantes en Alabama
1.18K
0

 Un agricultor de Alabama ha perdido unos $100 mil dólares porque sus tomatesse echaron a perder, maduros, cuando los trabajadores hispanosdesaparecieron de sus campos de la noche a la mañana desde la nueva ley de inmigración del estado.

Durante generaciones, la familia de Brian Cash ha cultivado 125 acres en la cima de la montaña Chandler, un lugar ideal para sembrar tomates.

Cada año contratan a trabajadores, casi exclusivamente hombres hispanos para que recojan la cosecha en un periodo de cuatro meses. Este año tenía a 64 campesinos, hasta que entró en vigor la Ley HB56. Ahora no tiene ninguno.

Con ella se volvió un delito que alguien no porte sus documentos migratorios y obliga a la policía a revisar a cualquier persona si sospechan que está ilegalmente en el país.

La HB56, la más dura en Estados Unidos, se aprobó el 28 de septiembre y para el día siguiente solo se quedaron 11 campesinos en las tierras de Cash y luego ellos también se fueron.

Los tomates se quedaron madurando en las ramas, echándose a perder. El aire huele dulzón y acre, reportó el diario The Guardian.

El viernes la Corte de Apelaciones de Atlanta bloqueó la primera de las medidas, pero autorizó a la policía a que siga deteniendo a los sospechosos de estar ilegalmente en el país.

La pérdida monetaria para Cash se calcula en $100 mil dólares, dinero que hubiera usado como respaldo para los años venideros, pero él dice que hay otras grandes pérdidas.

Habla de los campesinos “Muchas de estas personas son amigos y como familia para nosotros. Han trabajado por años”

El líder de los trabajadores estuvo con ellos durante 17 años, casi creció con Cash.

Él tiene la residencia legal, sus hijos nacieron en Estados Unidos  y la familia de Cash lo estaba apoyando para que se hiciera ciudadano de Estados Unidos, pero el proceso podía tardar hasta nueve años.

Pero como su esposa es indocumentada, temieron a la nueva ley y prefirieron irse de Alabama repentinamente y renunciar a su trabajo de tantos años.

A Cash le molesta que la gente diga que los trabajadores hispanos le roban puestos de trabajo a los estadounidenses.

Desde que la Ley entró en vigor hace dos semanas, solo dos ciudadanos estadounidenses se han acercado a su granja a pedir trabajo y los despidió el mismo día porque los descubrió intentando robarse dos canastas de tomate por cada uno que pizcaron y reportaron.

Con información de Telemundo

(1179)

Publicar tu comentario

Comentario