Banner Ayuntamiento 2017

inicio COLUMNAS Arlen Tapia Mamá California: Comerse los mocos bueno para la salud

Mamá California: Comerse los mocos bueno para la salud

Mamá California: Comerse los mocos bueno para la salud
15
0

Afirma neumólogo austriaco: Ingerir mucosidad  representa una “especie de vacuna” al ser un filtro de bacterias

¿Alguna vez has practicado el “gusto culposo y gratificante” de picarte las fosas nasales para extraer su mucosidad? ¿Jamás? ¡Ay por favor! ¿Nunca? Bueno, pero si eres de los que en la niñez te atraparon con un moco en la lengua y te regañaron hasta el cansancio por ser un niño maleducado y cochino te tengo una muy buena noticia: Al parecer ¡Comerse los mocos es bueno para la salud! ¿Será verdad?

Según el sitio español www.bebesymas.com los padres debemos dejar y alentar que nuestros hijos practiquen este “acto socialmente repudiado”, ya que el médico Friedrich Bischinger, un conocido y famoso neumólogo austriaco afirmó que la práctica dactilar de hurgar en la nariz e ingerir la sustancia viscosa es de lo más natural y saludable en los seres humanos, ya que el comer los restos secos de mocos representa una buena forma de reforzar el sistema inmunológico.

Según la publicación que desde el 2011 circula en la red, la nariz funciona como un filtro donde se concentran las bacterias, evitando que éstas entren en nuestros pulmones. De este modo, los mocos se convierten en auténticos vehículos de bacterias que una vez ingeridos funcionan a modo de vacuna, por lo que la medicina moderna intenta hacer lo mismo, pero de una forma algo más complicada.

Además destacan que con los dedos se llega a las partes del interior de la nariz que no se puede llegar con un pañuelo y de esta manera, se mantiene el interior de la fosa nasal limpia.

Debido a lo anterior y aunque manipular e ingerir mocos es muy mal visto y considerado como una verdadera falta de educación -comparada con la de rascarse los genitales en público-  el galeno Bischinger recomienda a los padres que animen a sus hijos con estas prácticas, en vez de reñirles cuando lo hacen.

Y bueno después de leer esto la verdad me encuentro en un terrible aprieto porque la próxima vez que vea el travieso dedito de mi hijo buscando encarecidamente su hoyito en la nariz, no sabré si regañarlo o premiarlo.  

En mi ánimo de investigar me encontré con decenas de portales a nivel mundial dedicados a la salud infantil, así como de información general los cuales también difundieron estas declaraciones, sin embargo el periódico El Universal en su suplemento de salud digital del pasado 2008 expone la entrevista de una doctora quien afirma que no existen datos científicos sobre el supuesto beneficio de la mucofagia, definida como la manía de tragar secreciones nasales que para muchas personas resulta repugnante.

A  mí en lo personal se me hace interesante y a la vez curioso dicho afirmación médica, sin embargo me gustaría tener la entrevista original al reconocido neumólogo, así como las opiniones de otros colegas médicos y casos de pacientes quienes hayan tenido mejorías en su salud por comerse los mocos.

Queda de cada uno de nosotros investigar más a fondo sobre este tema, ya que si en verdad esta práctica “aparentemente sucia” es beneficiosa tendremos que cambiar nuestra cultura y empezar a comernos los mocos.

PD: Mientras terminaba de escribir este artículo mi hijo que se encontraba con su abuela y uno de sus tíos-abuelos defendió con un grito de rabia al querer ser censurado por su acto de comerse un moquito que se sacaba tranquilamente de su pequeña nariz. La verdad no he parado de reír pensando en esta coincidencia. 

Quizás esto sea una señal y después de todo no sea tan malo dejar que MI HIJO SE COMA LOS MOCOS.
Espero que este articulo te pueda servir para tener más información sobre la salud de tus hijos.
Soy Arlen Tapia, Mamá California. Una convencida de que no sólo damos a luz un hijo, sino que podemos criar a un ser que se convierta en un héroe para la humanidad.

Nos leemos pronto!

(15)

Publicar tu comentario

Comentario

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *