inicio TECATE Elizabeth y Stephanie son hijas de padres deportados y estudian en Tecate, “cada vez más se mudan a México”: Usa Today

Elizabeth y Stephanie son hijas de padres deportados y estudian en Tecate, “cada vez más se mudan a México”: Usa Today

Elizabeth y Stephanie son hijas de padres deportados y estudian en Tecate, “cada vez más se mudan a México”: Usa Today
0
0

Elizabeth Rossil, 11, se parece a sus compañeros de clase. Viste un polo rojo pulcramente prensado y una falda plisada a cuadros con zapatos Mary Jane, el uniforme escolar que usan todas las chicas, y se pone el pelo largo en una cola de caballo apretada.

Reír tímidamente con sus compañeros de clase mientras trabajan en una tarea de gramática, Elizabeth es indistinguible de los otros 400 niños de su escuela.

Pero Elizabeth es diferente. Ella habla inglés con acento del sur de California y durante los últimos dos años ha sido la única niña de habla inglesa en su clase. Ella está en sexto grado.

“Se supone que ya estoy en séptimo grado”, dice alegremente. “No fallé ni nada, pero me obligaron a ir otra vez … porque no sabía nada en español”.

Elizabeth es de Santa Clarita, California, pero va a la escuela en Tecate, México, un pintoresco pueblo de montaña en la frontera de México y California. En agosto, comenzó su tercer año de escuela en la Escuela Primaria Memorial Morse, una de las escuelas primarias locales.

Te recomendamos:   Rescatan a cuatro migrantes en cerro Las Zorras en Tecate

Al igual que un número cada vez mayor de niños en el sur de California, Elizabeth y su hermana mayor, Stephanie, se mudaron a México porque sus padres fueron deportados, y los educadores de ambos lados de la frontera se preocupan de que aún más niños estadounidenses abandonen los Estados Unidos desde que el presidente Trump hizo de la estricta política de inmigración una piedra angular de su agenda. Cada vez más familias están cubriendo sus apuestas, prefiriendo permanecer unidos en México en lugar de estar separados por fronteras internacionales.

Los investigadores y las autoridades ya calculan que entre medio millón y 800,000 niños estadounidenses se han mudado a México desde 2008 y la mayoría proviene de California.

Está creando un enigma educativo que pone a prueba los recursos de los gobiernos mexicano y estadounidense.

Elizabeth Rossil, de 11 años, es solo otra cara familiar entre sus compañeros. Excepto que ella es ciudadana estadounidense en una escuela primaria pública mexicana. (Foto: Omar Ornelas, The Desert Sun)

En México, los niños estadounidenses se enfrentan a un sistema educativo que no está totalmente preparado para la afluencia de estudiantes, especialmente los estudiantes que no hablan español. Y los niños que deciden quedarse en los EE. UU., Separados de sus padres que regresan a México, son más propensos a padecer enfermedades mentales y problemas de comportamiento de inicio precoz. Es probable que ambos grupos abandonen la escuela por completo.

Te recomendamos:   CESPTE realizará sorteo de un auto para usuarios cumplidos

“Con el nuevo gobierno en los EE. UU. Hay mucha especulación de que va a haber un éxodo masivo para que los mexicanos regresen a México”, dijo Mario Benítez Reyes, superintendente de escuelas en Tecate.

Desde enero, el Departamento de Educación de Baja California, que abarca Tecate, ha inscrito a unos 2,000 estudiantes estadounidenses. Atribuyen la inscripción, en parte, a la postura de Trump sobre controlar la inmigración ilegal. Trump ha intentado cumplir las promesas de la campaña, firmar órdenes ejecutivas para construir un muro fronterizo entre Estados Unidos y México, tomar medidas enérgicas contra las “ciudades santuario” que no cooperan con los agentes federales de inmigración y ampliar los criterios para la deportación.

Los funcionarios de Tecate dicen que no están ciegos ante la posibilidad de que muchos más puedan estar en camino.

“No queremos pensar en eso, pero podría suceder”, dijo Benítez Reyes. “Esa es la realidad. No estamos cerrando los ojos”.

Te recomendamos:   (VIDEO) Asaltantes intentan escapar de la policía después de un robo y terminan chocando contra una patrulla

(…)

Aunque el estado de Baja California tiene uno de los programas de inmersión más fuertes en el país, todavía está abrumado por la afluencia de niños estadounidenses, dijo Gandara. Actualmente, unos 40,000 a 50,000 niños estadounidenses viven en Baja California, estima, y ​​otros estados mexicanos a lo largo de la frontera se ven afectados de manera similar.

El gobernador de Baja, Francisco Vega, se ha comprometido a mejorar el programa de inmersión, pero hay mucha tensión que el sistema puede manejar, dijo Benítez. Ya el 60% del presupuesto del estado se destina a la educación.

“¿Puedes imaginar lo que sucede con el otro 40 por ciento? El estado no tiene todos los recursos que queremos para la educación “, dijo Benítez Reyes.

(…) Para leer el reportaje completo, puede accesar al siguiente enlace: Mientras los niños estadounidenses cruzan la frontera, las escuelas mexicanas luchan por mantenerse al día

Con información de USA TODAY

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados