inicio SAN DIEGO Aumentan casos de ballenas atrapadas en redes en California

Aumentan casos de ballenas atrapadas en redes en California

Aumentan casos de ballenas atrapadas en redes en California
12
0

Un calentamiento poco habitual del océano Pacífico podría estar teniendo consecuencias desastrosas para las majestuosas ballenas que utilizan la costa de California en su ruta migratoria.

Sólo este año se avistaron en la costa más de 60 ballenas enredadas en aparejos de pesca, un aumento de más del 400% sobre lo normal y continuando el patrón de 2014. Los científicos creen que las ballenas podrían estar siguiendo a sus presas más cerca de la costa porque los patrones de alimentación varían en un agua más cálida, lo que las lleva a las aguas donde operan pescadores, cangrejeros y pescadores de langostas.

La situación es tan crítica que la comunidad de cangrejeros ha empezado a trabajar de cerca con agencias federales y estatales, así como grupos ecologistas, para determinar dónde y cómo se chocan las ballenas con sus aparejos. Estos mamíferos marinos también se enredan en redes de arrastres y material para atrapar langostas, pero las autoridades han identificado los aparejos para cangrejos como la preocupación más urgente.

“En esta época del año, las ballenas estarían en aguas profundas, pero con la masa de agua caliente están en la misma playa. Están justo donde están los cangrejos”, explicó Jim Anderson, un cangrejero que ayuda a movilizar a los 562 pescadores de cangrejo buey del Pacífico en el estado. “Hable con un hombre que lleva pescando 40 o 50 años, y nunca ha visto nada como esto”.

Te recomendamos:   Madre e hijo mexicanos son detenidas en San Diego por transportar drogas

A las ballenas a las se les quedan las cuerdas atascadas en la boca o enrolladas en torno a sus aletas o la cola terminan muriendo si no logran liberarse. Los equipos de rescate, con voluntarios bien entrenados, sólo logran desenredar a unas pocas pese a los dispositivos de rastreo que les permiten seguir a los animales durante millas. Muchas ballenas afectadas huyen nadando y su destino se desconoce.

Una ballena jorobada que fue liberada parcialmente hace poco en aguas de La Jolla, en California, tenía aparejos atascados en la boca, un enorme nudo de cuerda que arrastraba a seis pies (2 metros) detrás de la cola y otros 200 pies (60 metros) de cuerda y boyas detrás. Otra rescatada cerca tenía una cuerda de 70 pies enrollada en la cola, conectada a una trampa para langostas que aún colgaba del final de la cuerda.

Keith Yip, que es voluntario como líder de un equipo de liberación patrocinado por SeaWorld, participó en ambas operaciones. En las últimas seis semanas le han llamado cuatro veces, y lleva 10 rescates en los últimos dos años, dos quintos de todos los que ha sumado en 30 años de carrera.

“Últimamente es todo un trabajo en sí mismo”, dijo Yip, que es comisario de selección de mamíferos en SeaWorld. “En las últimas semanas he pasados los fines de semana en el agua”.

Te recomendamos:   Violencia y crimen en aumento en el condado de San Diego

En lugar de perseguir las capturas de buey del Pacífico, que pueden suponer hasta 100 millones de dólares por temporada, las autoridades federales y estatales decidieron aprovechar el conocimiento colectivo de los cangrejeros para determinar en qué puntos se solapan las áreas de acción de pecadores y cetáceos. La temporada de captura de cangrejos se retrasó este año debido a un brote masivo de algas tóxicas en el Pacífico, pero los recolectores están comprometidos con ayudar cuando comience la temporada este invierno o el año que viene.

En una sesión de entrenamiento este otoño en la bahía Half Moon, casi 100 cangrejeros aprendieron cómo fotografiar a ballenas atrapadas, dar aviso en una línea de teléfono y “cuidarlas” hasta que lleguen las autoridades. Se han distribuido manuales de buenas prácticas a todos los profesionales.

Y cuando se reanuden las capturas de cangrejos, los pescadores trabajarán con los científicos en sus embarcaciones para probar diferentes densidades y resistencias de cuerda o configuraciones de aparejos, incluida una nueva “cuerda hundible” que reduce la flaccidez en la línea que puede atrapar a las ballenas. Otro programa piloto registrará en dónde colocan los cangrejeros sus nasas a través de iPad equipados con GPS.

“Tenemos trampas en el agua, tenemos cuerdas en el agua y tenemos ballenas en el agua”, dijo Anderson. “¿Qué podemos hacer para hacer de este un lugar seguro para todos?”.

Te recomendamos:   California prohíbe botellas de champú de plástico en hoteles

También los grupos ecologistas colaboran. Esta cooperación llega tras dos décadas de luchas entre ecologistas y pescadores de langostas, dijo Geoff Shelter, director de campaña en California para Oceana.

Es un comienzo prometedor, pero podría no bastar, señaló David Anderson, que dirige una empresa de excursiones turísticas para ver delfines y ballenas en Dana Point, California.

Anderson, que no está emparentado con el cangrejero del mismo apellido, fue uno de los primeros en darse cuenta de que había un problema serio bajo el agua cuando sus excursiones marítimas empezaron a encontrarse ballenas en problemas de forma habitual.

Ahora, una parte importante de su trabajo implica también documentar —y responder a los avisos— de ballenas atrapadas en la costa del sur de California. El capitán tiene certificación de las autoridades marinas federales como rescatista voluntario, y cree que las ballenas atrapadas son un síntoma de una crisis mayor que se refleja en cada criatura marina en problemas.

“Hemos tenido más de 50 ballenas enredadas este año en California, pero eso es sólo la punta del iceberg”, dijo. “A la mayoría de las ballenas no las vemos, y eso es un problema enorme”.

 

Fuente: Uniradioinforma.com

Más información: http://www.uniradioinforma.com/noticias/sandiego/379517/aumentan-casos-de-ballenas-atrapadas-en-redes-en-california.html

(12)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados