Banner Ayuntamiento 2019

inicio SALUD ¿Tu mal humor es una enfermedad?

¿Tu mal humor es una enfermedad?

¿Tu mal humor es una enfermedad?
135
0

A todos nos ha ocurrido sentirnos en ocasiones malhumorados y apáticos, existen muchos motivos que pueden desencadenar este sentimiento ya sea porque hemos tenido que esperar largo tiempo en una fila, tenemos problemas financieros, nos hemos quedado atascados en el tráfico, etc. La situaciones de la vida cotidiana ponen a prueba hasta a la persona más pacífica.

Un proceso normal del ser humano es recuperarse tras esos lapsos de mal humor o de irritabilidad; pero existen casos en lo que va más allá de un simple desplante momentáneo. Cuando una persona siempre asocia las cosas a pensamientos negativos, se encuentra desmotivada o insatisfecha con su vida, se irrita con facilidad puede presentar un alteración psicológica. El malhumor constante es una forma de depresión ligera que se conoce como distimia.

Existen muchas alternativas para tratar esta enfermedad incluso tratamientos naturales pero lo primero para contrarrestarla es conocerla y buscar un diagnostico si creemos padecerla o conocemos a alguien que la padezca. Para evitar que se vuelva un problema más grave.

¿Qué caracteriza a la distimia?

Te recomendamos:   Empleado del Aeropuerto Internacional de San Diego es detectado con Tuberculosis

Se trata de una enfermedad psicológica que puede afectar a cualquiera no importa si es un adulto mayor o un niño, el problema además puede presentarse en distintas etapas, si un niño fue muy risueño puede que durante la adolescencia desarrolle distimia debido a causales del momento al  que se enfrenta.

Podríamos decir que el trastorno se define como un problema de tipo afectivo y que se presenta de forma crónica con sintomática similar a la depresión y afecta según estadísticas al 3% de la población en el mundo.

Detectando la enfermedad

Lo mejor para detectar la enfermedad es estar muy alertas, generalmente se presenta una disminución en su rendimiento diario, ya sea en el trabajo, escuela o al momento de relacionarse. Las personas con distimia suelen irritarse con gran facilidad, tener períodos de ansiedad y gritar a los demás.

Se expresan comúnmente con frases como: “no he hecho nada adecuadamente en mi vida” “no sirvo para esto” etc. En los adultos el síntoma más representativo son desmotivación o la falta de ganas para realizar las actividades. En los niños la irritabilidad es el síntoma constante y se considera distimia si la presenta con regularidad en un período de un año o más.

Te recomendamos:   Reportan 81 muertos por altas temperaturas tras dos meses de calor en Mexicali

Para diagnosticar este trastorno es necesario acudir a un especialista en caso que presentes estos síntomas por al menos 2 años de manera constante:

  • Falta de energía y fatiga persistente.
  • Sentimientos de desolación o desesperanza.
  • Alteraciones en la alimentación; aumento o pérdida del apetito.
  • Tener baja autoestima.
  • No concentrarse con facilidad.
  • Presentar insomnio o hipersonmia.

Problemas de padecer distimia

Presentar este trastorno y los cambios emocionales que conlleva puede a la larga afectar nuestra salud además de psicológica física; generalmente las personas que lo padecen son propensas a desarrollar problemas de en el corazón o sistema cardiovascular. Existen posibilidades de presentar infarto ocasionado por los episodios de irritabilidad ya que se libera una alta cantidad de adrenalina que aumentan la tensión arterial. Si se vuelve una constante puede derivar en arritmias cardiacas.

Además  los períodos de mal humor a la larga pueden traer consigo problemas hepáticos y enfermedades de tipo vesicular ya que no se elimina correctamente las toxinas y se somete al organismo a niveles de estrés muy fuertes.

Te recomendamos:   Playas de Ensenada están aptas para recibir a las familias de BC

Acciones y remedios para tratarlo

Difícilmente la persona que padece de distimia reconoce un problema en su estado de ánimo, por lo que la ayuda de la familia es esencial para que la persona mejore.

El tratamiento básico consiste en tratarlo con psicoterapia pero también podemos complementar este tratamiento con remedios naturales a base de flores y plantas algunos de ellos pueden ser:

La mostaza: ayuda a mejorar el estado anímico, sobre todo cuando no se encuentra una razón aparente para la depresión o distimia.

El alerce: infunde confianza en las personas con baja autoestima y ayuda a que se mantengan positivos.

La Cerasífera: tranquilizante natural que mantiene a las personas relajadas y calmadas.

El olivo: ayuda a contrarrestar la fatiga y el casancio, que permite mantener un estado de ánimo más vivaz y alegre.

(135)

Publicar tu comentario

Comentario

Don´t copy text!