Banner Ayuntamiento 2020

inicio SALUD Recomienda IMSS cuidados especiales para recién nacido ante el frío

Recomienda IMSS cuidados especiales para recién nacido ante el frío

Recomienda IMSS cuidados especiales para recién nacido ante el frío
0

El frío no implica un riesgo para los recién nacidos y lactantes, el verdadero riesgo  son los cambios bruscos de temperatura. Así lo aseguró el doctor José Antonio Valerio Flores, médico pedíatra del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, al explicar que sedeben evitar los contrastes ocasionados por las salidas a lugares fríos; mantenerle en ambientes cálidos; salir al exterior sólo de ser necesario, controlar el nivel de humedad en el ambiente y utilizar prendas de vestir suaves y no muy ajustadas.

Otro punto importante, indicó, se refiere a los cuidados específicos que requiere la piel del bebé durante las estaciones más frías del año. Evitar el ambiente seco y mantener una correcta higiene de las mucosas para evitar la aparición de catarros, es fundamental.

 Valerio Flores precisó que en el afán de mantener calientes las habitaciones los padres recurren al uso de calentadores eléctricos o de gas, mecanismos que secan el ambiente, perjudicando las vías respiratorias no sólo del menor, sino de todos los que se encuentren en el lugar.

 Además, dijo, hay que cuidar de manera especial su piel que se ve expuesta a los agentes externos y al roce que le provoca la ropa de invierno. Es importante emplear prendas de vestir suaves, que permitan la correcta ventilación de la piel.


La alimentación del bebé, indicó, es también importante. Si tiene menos de seis meses de edad, lo ideal es la leche materna; con los mayores  se debe poner atención en proporcionarle comida con el aporte de nutrientes suficientes que le ayuden a reforzar su sistema inmune, que aún no se encuentra del todo desarrollado.

 Como en cualquier otra temporada,  las medidas higiénicas necesarias en su alimentación son indispensables, ya sea en el caso de la lactancia con biberón, a través de la esterilización de las mamilas y los envases o la materna con la correcta limpieza del seno. 

Durante los meses de frío explicó el especialista del IMSS, se debe evitar  abrigar de manera excesiva al bebé o mantenerlo en estancias con la calefacción muy elevada, ya que le puedan provocar un sobrecalentamiento corporal. En el entorno del menor se debe tener una temperatura constante de 20º centígrados y un nivel de humedad de  50 por ciento como mínimo.

 Un ambiente demasiado seco puede impedir que el organismo expulse de manera correcta las impurezas, dado que la nariz se obstruye y esto puede ocasionarle dolor de garganta y tos. La temperatura corporal del bebé debe controlarse en la nuca y en el cuello, ya que el mecanismo de termorregulación del recién nacido aún no está del todo desarrollado, por lo que otros signos como el color de la piel, sudor, manos frías o calientes pueden inducirnos a decisiones equivocadas.

Publicar tu comentario

Comentario