Banner Ayuntamiento 2018

inicio SALUD Drogas auditivas nuevo peligro para los jóvenes

Drogas auditivas nuevo peligro para los jóvenes

Drogas auditivas nuevo peligro para los jóvenes
243
0

 

Estos chicos normalmente lo que hacen es ponerse audífonos aislando todo el ruido y muchas veces están tan metidos en ese sonido que no están observando absolutamente nada. Laura López, investigadora de la Universidad La Salle

Se trata de sonidos binaurales, no son nuevos, fueron descubiertos en 1839.

Un físico prusiano de nombre Heinrich Wilhelm Dove descubrió que al meter sonidos de diferentes amplitudes al oído notó que la persona puede correlacionar estos sonidos de manera inconsciente y así reflejarlo a través de ciertas emociones. Adán Navarro, investigador de la Universidad La Salle

Pero, ¿puede un sonido binaural generar efectos narcóticos?

El investigador Adán Navarro especifica que sí hay sonidos que pueden generar diferentes ondas en nuestro cerebro y así llevarlas al área que se llama mesolímbica y lo interpretamos a través de emociones.

Un sonido puede hacernos recordar nuestra infancia o una etapa de nuestra vida donde estamos enamorados y eso despierta en mi memoria recuerdos. Eso puede secretar diferentes neurotransmisores, entre ellos la dopamina y esta sustancia es muy adictiva porque ocasiona placer y es lo que pasa con algunos sonidos que ahorita estamos llamando como drogas auditivas. afirmó Navarro.

Rodrigo utiliza el sonido de la marihuana para relajarse y dormir tranquilo.

“Yo ocupo uno que me permite descansar fascinantemente; puedo dormir dos horas y me manda directamente, según esto, a unos sueños beta y despierto como si hubiera descansado mis ocho horas… no le llamaría droga porque no la ocupo diario”. Rodrigo Kumantú, consumidor

Los especialistas aseguran que estos sonidos jamás van a igualar los efectos de las drogas.

Es más bien un fenómeno psicológico fantaseado en función de estímulos contextuales que detonan esa fantasía y no me genera ningún cambio en mi sistema neuropsicológico a diferencia de las drogas consumidas. Alejandro Córdova, asesor del programa de Salud Mental SEDESA CDMX

Sin embargo, alertan que sí hay un riesgo pues dañan el oído.

Si yo sobresaturo algún órgano de los sentidos, en este caso el auditivo, si yo lo saturo de estimulación llega el momento que su receptividad baja y entonces efectivamente es como si yo estuviera escuchando un volumen más bajo y entonces qué hago, le subo y le subo y le subo.

Alejandro Córdova, asesor del programa de Salud Mental SEDESA CDMX

Estos sonidos circulan en internet, muchos son gratuitos aunque ya hay aplicaciones que los venden, algunos cuestan entre 50 y dos mil pesos.

Jóvenes se cubren los ojos para sentir más estímulos, estas drogas son sonidos binaurales y pueden dañar el oído si no se utilizan correctamente.

Fuente: UNOTV

(243)

Publicar tu comentario

Comentario