Banner Ayuntamiento 2019

inicio SALUD Dañino el abuso en el consumo de licuados: IMSS

Dañino el abuso en el consumo de licuados: IMSS

Dañino el abuso en el consumo de licuados: IMSS
29
0

Sustituir una de las comidas diarias por licuados o jugos es riesgoso para la salud, porque éste hábito suprime nutrimentos indispensables para la alimentación, como grasas y proteínas.

 Su abuso podría  generar trastornos metabólicos que van  desde desnutrición hasta obesidad; diabetes mellitus e hipertrigliceridemia, advirtió Ivonne Benítez Ortega, nutrióloga del Hospital General Regional (HGR) número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana.

 La especialista precisó que si bien los licuados y jugos proporcionan una buena cantidad de nutrientes, principalmente carbohidratos, vitaminas y minerales, no debe abusarse de su consumo, pero sobre todo, no  considerarlos como reductores de peso.

Te recomendamos:   Niña es infectada con una enfermedad de transmisión sexual tras ser abusada por su tío

 Recomendó no basar la alimentación en el consumo de estas bebidas, sobre todo en el desayuno, porque también se corre el riesgo de padecer desnutrición proteica.

 Dijo que éstos pueden ser incluidos en la dieta diaria, aunque la recomendación es que sea tan sólo un vaso de 240 mililitros. Además, debe considerarse el uso de edulcorantes en estos preparados, sea azúcar o miel, cuyo consumo deben evitar quienes padezcan diabetes mellitus o triglicéridos altos.

 De hecho, precisó, ni jugos ni licuados deberían endulzarse, ya que las frutas contienen fructuosa, que contiene 50 por ciento de capacidad endulzante por lo que resulta innecesario, así que el uso de un dulcificante debe ser siempre con moderación.

Te recomendamos:   ¿Es necesario lavar la ropa nueva antes de utilizarla por primera vez?

 Especificó que lo ideal es incluir el jugo o licuado como parte de la dieta. Si se trata del desayuno, por ejemplo, beber el preparado, pero consumir también cereal, otra fruta (sin licuar) o verduras y por supuesto, evitar los productos industrializados con elevados contenidos de grasas y azúcares simples.

 Dado que por diversas razones el consumo de frutas y verduras en la dieta diaria del mexicano es muy bajo, Benítez Ortega destacó que los licuados permiten una mayor ingesta de vitaminas y algunos minerales. Sin embargo, recomendó que en lugar de ponerlos en licuadora o exprimidor, se consuma la fruta para aprovechar el contenido de fibra, que ayuda principalmente a un buen proceso digestivo.

Te recomendamos:   Humanos nacen programados para ser amantes de la pereza

 Finalmente, recordó a quienes gustan de consumir licuados y jugos: lo que ayuda a mantener una mejor condición física, además del ejercicio, es la alimentación sana en su conjunto.

 

(29)

Publicar tu comentario

Comentario