Banner Ayuntamiento 2019

inicio SALUD Comer popó de bebé puede mejorar tu salud

Comer popó de bebé puede mejorar tu salud

Comer popó de bebé puede mejorar tu salud
124
0

Los probióticos parecen estar en todas partes estos días: en el yogur, pepinillos, en el chocolate negro e incluso en las algas. Pero existe un lugar que puede sorprenderte: probióticos en la popó de los bebés.

Sí, así es. Un grupo de científicos de la Escuela de Medicina Wake Forest, desarrolló un “cóctel probiótico” derivado de las cepas de bacterias intestinales que se encuentran en la popó de los bebés y que pueden ayudar a aumentar la capacidad del cuerpo para producir ácidos grasos de cadena corta (AGCS).

El estudio, publicado en la revista médica Scientific Reports, reportó que las heces de un adulto a diferencia de la popó de un bebé, según descubrieron, contiene bacterias que pueden usarse en el tratamiento de enfermedades, tales como, la diabetes, obesidad, trastornos autoinmunes y cáncer.

Te recomendamos:   Evita las caries comiendo pasas

Por su parte, el Dr. Hariom Yadav, profesor de medicina molecular en la Escuela de Medicina Wake Forest y autor del estudio, comentó:

“LOS ÁCIDOS GRASOS DE CADENA CORTA SON UN COMPONENTE CLAVE DE LA BUENA SALUD INTESTINAL”.

Un recién nacido no padece enfermedades relacionadas con la edad y su flora intestinal no ha sido desequilibrada con dietas o medicamentos. Estos estudios se han realizado en animales y en humanos con enfermedades o afecciones subyacentes, dijo Yadav.

Para llevar a cabo la investigación, utilizaron las heces de 34 bebés. Después de una serie de “aislamiento, caracterización y validación de seguridad de las cepas de Lactobacillus y Enterococcus en el intestino infantil con atributos probióticos”, un grupo de ratones recibieron una dosis de los probióticos humanos, así como de cinco dosis de cepa 10 ––proveniente de Lactobacillus y Enterococcus––.

Te recomendamos:   Combate las arrugas comiendo chocolate y bebiendo vino

Los investigadores encontraron que las dosis mejoraron la producción de AGCC (ácidos grasos de cadena corta) en el intestino de los roedores. La mezcla se prepara a partir de cultivos bacterianos purificados, no del excremento como tal.

“SI BIEN EL CONSUMIRLO VÍA ORAL DARÍA RESULTADOS, PARA EL CONSUMO HUMANO ESTAMOS PLANEANDO AÑADIR ESTE CÓCTEL A PRODUCTOS COMO YOGURT Y KOMBUCHA”, AGREGÓ YADAV.

Sin embargo, aún se necesita investigar más antes de que podamos encontrar este “superalimento” en las tiendas con la finalidad de mejorar nuestra salud intestinal.

Fuente: Muy Interesante

(124)

Publicar tu comentario

Comentario