inicio SALUD Anginas, padecimiento común en niños: IMSS

Anginas, padecimiento común en niños: IMSS

Anginas, padecimiento común en niños: IMSS
20
0

La somnolencia e irritabilidad subsecuente a escasas horas de descanso, son datos clínicos que en niños de uno y tres años pueden obedecer a problemas inflamatorios de las anginas.

La doctora Adriana Guillén Chávez, pediatra del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que ante la incidencia de problemas con las amígdalas durante edades tempranas, la edad idónea para extirpar estas estructuras es antes de la primera década de vida.

Explicó que cuando las anginas se inflaman (comúnmente a consecuencia de infecciones) o cuando son muy grandes, tienden a obstruir las vías aéreas, debido a su ubicación en la zona del paladar y la laringe, por lo que  en función de la magnitud del problema, pueden acarrear complicaciones de leves a severas.

Te recomendamos:   Aire acondicionado puede ocasionar alergias y enfermedades en las oficinas

“Generalmente un niño con problemas de obstrucción de vía aérea superior, ronca constantemente”, precisó.

Detalló que se trata de menores que duermen con la boca abierta o que duran dos o tres segundos sin respirar por la noche, es decir;  tienen apnea obstructiva del sueño que puede traer complicaciones neurológicas, ya que  el corazón tiende a crecerles para compensar la falta de oxígeno, además de ser irritables, somnolientos e inquietos porque no duermen bien.

Te recomendamos:   Niños que duermen temprano tienen mejor salud mental

Guillén Chávez indicó que la amigdalitis, por la cercanía con estructuras en cabeza y cuello, acarrea complicaciones; los niños sienten los oídos tapados, les duelen cuando la obstrucción es mayor y ante cualquier cuadro gripal padecen de otitis media cuyas secuelas  sin un tratamiento adecuado, los llevan a la pérdida de la audición.

Advirtió que por lo general son niños sanos, pero con anginas grandes que causan obstrucción,  tienden a ser delgados, ya que no se oxigenan ni se alimentan adecuadamente.

Destacó que la cirugía para estos pequeños marca una diferencia total y precisó que lo recomendable es practicar la intervención a partir de los tres años debido a que el peso mínimo para este tipo de procedimientos debe ser de 15 kilogramos, que en promedio se alcanzan a esa edad.

Te recomendamos:   ¿La circuncisión puede arruinar la vida sexual de los hombres?

La pedíatra del IMSS en Tijuana aseguró que el cambio se nota desde las primeras horas posteriores a la cirugía, ya que  pueden iniciar con la ingesta de líquidos y helados, pero sobre todo, van a dormir y a comer mejor, lo que evidentemente optimiza su calidad de vida.

(20)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados