Banner UTT

inicio NACIONAL ¿Por qué comemos tamales el Día de la Candelaria?

¿Por qué comemos tamales el Día de la Candelaria?

¿Por qué comemos tamales el Día de la Candelaria?
24
0

Una de las tradiciones más famosas en México tiene un origen muy antiguo

Cada 2 de febrero México tiene una de las tradiciones más importantes con un origen bastante peculiar, la celebración del Día de la Candelaria

De acuerdo a varios historiadores, el Día de la Candelaria es una mezcla de tradiciones prehispánicas y católicas en México marcando así el fin de las festividades decembrinas.

Esta fecha tiene la particularidad de festejar con tamales, realizar la purificación de las semillas para la siembra, llevar al Niño Dios a la iglesia y la bendición de las velas entre otras cosas.

Historiadores de la UNAM explicaron que en las culturas mesoamericanas conmemoraban esta fecha en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl, el primer día del año azteca mientras que en el ámbito religioso se recuerda el pasaje bíblico de la presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María.
De acuerdo con datos de la Secretaría de Cultura, esta fecha simboliza la purificación de la Virgen con la cual se festejan los 40 días después del nacimiento del Niño Dios, cuya figura es llevada al templo junto con velas o candelas para ser bendecidas, con la creencia de que pueden ayudar en momentos difíciles.

El Día de la Candelaria también marca las fechas previas al miércoles de ceniza y el inicio de la cuaresma, fechas importantes marcadas en el calendario católico.

La tradición del Día de Reyes expone que aquellos ‘elegidos’ quienes le toca la figura de niño al momento de partir la Rosca de Reyes, serán los encargados de regalar tamales y atole el 2 de febrero.

¿Por qué los tamales?

Según el testimonio de fray Bernandino de Sahagún en su relato ‘Historia general de las cosas de Nueva España’, el tamal tiene una estrecha relación a los festejos en honor a ciertos dioses mexicas.

Desde las épocas previas a la conquista de España, comer alimentos parecidos a los tamales era una tradición mexica que representaba la purificación y el deseo de buenas cosechas.

El consumo del tamalli o tamal, vocablo náhuatl que significa envuelto cuidadoso, aporta varios siglos de culturas indígenas diversas, plurales con su propio significado cultural que le ha permito su permanencia en la gastronomía nacional.

En el ámbito religioso la relación del tamal con esta fecha significa levar a cabo el pasaje de Jesús con los panes y los pescados que repartió a sus discípulos además de representar diversos versículos que mencionan la importancia de la purificación y el amor al prójimo.

Comer tamales durante estas fechas representa un punto muy importante en la conservación de una tradición milenaria que ha sobrevivido a los cambios de la religión y la modernidad.

Con información de Notimex, Excélsior, Grupo Imagen, Fundación UNAM y Milenio

 

(24)

Publicar tu comentario

Comentario