CESPTE

inicio INTERNACIONAL Las madres asesinas más escalofriantes de la historia

Las madres asesinas más escalofriantes de la historia

Las madres asesinas más escalofriantes de la historia
2.69K
0

Una madre es símbolo de amor, protección y compromiso eterno para sus hijos… casi siempre.

En ocasiones, muchas mujeres cambian sus instintos maternales por los asesinos tomando la vida de sus hijas e hijos de manera sádica.

Conoce los casos más escalofriantes de madres asesinas.

Susan Eubanks

La mujer británica ejecutó a sus 4 hijos –de 14, 7, 6 y 4 años de edad- con un tiro de gracia en la cabeza, para después intentar suicidarse con un disparo en el estómago. Eubanks sobrevivió y enfrentó un juicio en el que recibió una sentencia de pena de muerte, pese a su argumento de ser víctima de violencia en su casa. El crimen ocurrió en 1997, pero ella aún espera la fecha para su ejecución.

Frances Newton

En 1987, a sus 21 años, la joven asesinó a su marido y sus hijos de 7 años y 21 meses de edad. Newton culpó a mafiosos a quienes, presuntamente, su esposo les debía dinero; pero la fiscalía descubrió que, días antes del crimen, ella compró seguros para toda su familia de los que ella era la única beneficiaria. Fue ejecutada por inyección letal en 2005.

Andrea Yates

En 2001, la mujer de Texas ahogó a sus 5 hijos en su bañera, luego de padecer un caso severo de depresión y psicosis postparto. Durante su juicio, Yates justificó el crimen al argumentar que Satán la “obligó a hacerlo” para salvar su alma. Aunque iba a recibir la pena de muerte, su defensa logró reducir la sentencia por “locura” y en la actualidad está internada en un hospital psiquiátrico.

Robin Lee Row

En 1992, esta madre de Idaho apagó los detectores de humo de su casa, roció gasolina por todos lados y le prendió fuego al inmueble, lo que ocasionó la muerte por asfixia de su esposo y sus hijos de 10 y 8 años. Fue sentenciada a pena de muerte y espera su fecha de ejecución cuando se comprobó su plan para cobrar el seguro de sus víctimas.

Te recomendamos:   (VIDEO) Mujer golpea a su novio a bordo de un avión por estar viendo a las azafatas y otras mujeres

Dena Scholsser

Otra mujer de Texas que perdió la cabeza, amputó los 2 brazos a su bebé de 11 meses con un cuchillo en 2004. Cuando la policía llegó a su casa, la encontraron llena de sangre con el arma en el mano, pero tranquila y cantando alabanzas a Jesús. Su defensa logró que el jurado la exonerara del crimen y salió libre. En 2012, trascendió que trabajaba en Wal-Mart bajo un alias y la empresa la despidió. Se desconoce su paradero actual.

Deanna Laney

Una noche de mayo de 2003, la mujer texana llevó a sus hijos de 8 y 6 años al patio de su casa; luego tomó una piedra y, con ella, destrozó sus cráneos. El jurado la encontró inocente por ser una enferma mental y, tras permanecer 8 años en un hospital psiquiátrico, fue liberada en 2012, bajo la condición de reportarse a la autoridad de manera periódica.

Christina Miracle

En febrero de 2003, la joven de 25 años de Miami asesinó a su hijo de 6 años en un “ritual religioso”, mediante el cual buscaba resucitar a su hermano mientras que bautizaba a su vástago. El pequeño falleció por una golpiza que le propinó antes de efectuar el rito. Fue encontrada culpable por “homicidio involuntario”.

Diane Downs

La mujer disparó a sus 3 hijos y mató a 1, en 1983. Al inicio de las investigaciones, ella afirmó que el asesino fue un ladrón que intentó robar su coche; como parte de su coartada, Downs incluso se disparó en el brazo. Pero pronto, la oriunda de Arizona cayó en contradicciones y confesó ser la culpable, al admitir que lo hizo para que su amante no la dejara. Fue sentenciada a cadena perpetua.

Te recomendamos:   (VIDEO) Entre risas turistas matan a pedradas a un pez espada

Susan Smith

La joven de 24 años de Carolina de Sur amarró a sus 2 hijos, de 3 años y 14 mesesrespectivamente, al asiento trasero de su coche, para después empujarlo a un lago, en donde ambos murieron ahogados. Al principio, culpó a un hombre negro de robarle su coche, pero pronto su farsa cayó. Fue sentenciada a cadena perpetua.

China P. Arnold

La ex convicta por robo y falsificación metió a su bebé de 28 días de nacida al meterla a un microondas durante 2 minutos. El crimen ocurrió en 2005, pero fue hasta 2008 cuando recibió la sentenciada a cadena perpetua, sin posibilidad de apelar la pena.

Claudia Mijangos: La Hiena de Querétaro

Existen distintas versiones sobre los hechos ocurridos el 24 de abril de 1989. Se dice que, meses antes de la tragedia, Claudia Mijangos, de entonces 33 años, había empezado a experimentar fuertes ataques psicóticos. Decía que veía demonios y ángeles, empezó a formular incoherencias, en los momentos más tensos de sus ataques se descomponía psicológicamente.

Aproximadamente a las 5 de la mañana, Mijangos Arzac despertó a su hijo Alfredo Gutiérrez, de 6 años de edad, y en cuestión de minutos lo atacó con un cuchillo, se apoyó sobre la cama del niño, lo tomó de la mano izquierda y a nivel de la articulación de la muñeca le ocasionó la primera herida. El niño, al sentirse herido, realizó un movimiento instintivo de protección, pero su madre siguió cortando; lo hizo con tal frenesí que le amputó por completo la mano izquierda. El niño gritaba de dolor y terror. Tras el ataque, la hermana mayor de Alfredo, Claudia María, de 11 años de edad, acudió a la habitación y pidió a su madre que se detuviera. La madre cambió de cuchillo y se avalanzó sobre su hija mayor, a quien apuñaló seis veces. Herida de muerte y con los pulmones perforados, la niña aún alcanzó a salir del cuarto, tratando de protegerse. “¡No, mamá, no, mamá, no lo hagas!”, gritaba. Los alaridos de dolor y desesperación fueron tan fuertes que los vecinos se despertaron. Claudia tomó entonces el tercer cuchillo y apuñaló en el corazón a su hija menor Ana Belén, de nueve años, quien no opuso mucha resistencia.

Bajó las escaleras corriendo, en busca de la agonizante Claudia María, quien se había desmayado, boca arriba, sobre el piso que dividía la sala del comedor. Volvió a apuñalarla. Luego la arrastró hacia la planta alta y colocó su cuerpo inerte en la recámara principal.

El 19 de septiembre de 1991 fue recluida en el anexo psiquiátrico del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, al sur de la Ciudad de México. Se espera que se cumpla su condena y que en el 2019 sea liberada, a los 63 años de edad

Te recomendamos:   Padre ahoga a sus dos hijos con autismo en California para cobrar los seguros de vida

Con información de Vértigo político

(2694)

Publicar tu comentario

Comentario

Don´t copy text!