inicio INTERNACIONAL Cónyuges e hijos indocumentados de Residentes ya pueden pedir “perdón” sin tener que salir de EU

Cónyuges e hijos indocumentados de Residentes ya pueden pedir “perdón” sin tener que salir de EU

Cónyuges e hijos indocumentados de Residentes ya pueden pedir “perdón” sin tener que salir de EU
47
0

Ciertos hijos indocumentados menores de 21 años que sean solteros y cónyuges de residentes legales permanentes recibieron una grata noticia el jueves: el servicio de inmigración anunció que podrán pedir el perdón (Formulario 601-A) para iniciar el proceso consular y poder continuar con el trámite para ajustar sus estados migratorios, un beneficio que antes solo tenían los esposos e hijos de ciudadanos.

“A partir de agosto podrán tramitar los perdones si se encuentran dentro del territorio de los Estados Unidos”, dijo a Univision Noticias Ezequiel Hernández, abogado experto en temas migratorios radicado en Phoenix, Arizona. “Desde el año pasado solo los familiares directos indocumentados de ciudadanos podían utilizar este beneficio”.

“Los cambios al proceso para solicitar el perdón provisional a la ley del castigo (Provisional Unlawful Presence Waiver, en inglés) entrarán en vigor el 29 de agosto del 2016”, dijo el abogado Nelson A. Castillo.

El cambio al reglamento de ajuste de estado había sido anunciado por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre de 2014, cuando publicó la Acción Ejecutiva migratoria, que también incluyó los programas DAPA y DACA ampliado que fueron frenados por los tribunales de justicia. Pero no entró en vigor hasta no publicarse el reglamento previo al comentario público.

Te recomendamos:   (VIDEO) Policía arroja a presunto ladrón desde el techo de una casa

El perdón los librará de permanecer fuera del país por varios años antes de poder reingresar junto a sus familias.

¿Qué cambia?

Hasta ahora la ley indicaba que ciertos cónyuges e hijos indocumentados de residentes que recibían un cupo de visa disponible para ajustar su estado debían salir del país. El problema era que si ponían un pie afuera de Estados Unidos, les caía la denominada Ley del Castigo.

También conocida como Ley de los 10 años, señala que si un indocumentado pasa más de 180 días sin autorización legal de permanencia debe salir fuera por tres años y luego pedir permiso para volver a entrar. Y si la permanencia indocumentada pasa de 365 días, el castigo se eleva a 10 años.

Te recomendamos:   (VIDEO) Abuelita de 77 años cae desde helicóptero-ambulancia a unos 40 metros de altura

La Acción Ejecutiva de noviembre del 2014 anuló esta parte de la ley para favorecer a ciertos cónyuges e hijos indocumentados de ciudadanos y también de residentes legales permanentes que ingresaron indocumentados a Estados Unidos y recibieron una petición familiar.

“Algunas personas que tienen órdenes de deportación, que no han salido de Estados Unidos y que están casadas con ciudadanos y residentes legales permanentes también podrán solicitar un permiso para poder gestionar el beneficio”, dijo Hernández. “Pero deben asegurarse, antes de salir, de pedir el perdón para que no les caiga encima la Ley del Castigo, puedan salir y regresar al país. Y asegurarse que no tengan antecedentes criminales”, advirtió.

“De conformidad con la nueva normativa, un individuo puede ser elegible para presentar una renuncia provisional, incluso si tiene una orden pendiente de deportacióneliminación”, añadió Hernández. Sin embargo, advirtió, “o van a ser elegibles para presentar una renuncia hasta después que el Formulario I-212 haya sido aprobado por la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS)”.

Te recomendamos:   Se derrumba edificio en Brasil, se reportan dos personas muertas

Cómo se pide

La medida beneficia a cónyuges e hijos indocumentados que viven en Estados Unidos desde el 2013. El beneficio (formulario) se conoce como Perdón 601-A o Ampliación de Elegibilidad de Exenciones por Presencia Legal.

Hasta ahora, los residentes legales permanentes que pedían a sus familiares inmediatos indocumentados no podían hacerlo “porque a éstos les caía encima la Ley del Castigo”, dijo el abogado José Pertierra.

En julio del año pasado, cuando las normas fueron publicadas en el Registro Federal para recibir el comentario público, Pertierra dijo que “si esto al final se convierte en regla de la manera en como está escrito, es algo muy grande, es enorme”. “Hasta ahora el obstáculo principal para que la gente pueda legalizarse a través de familia y trabajo tenía trabas con la Ley del Castigo y con la condición del sufrimiento extremo que deben argumentar para conseguir el perdón 601-A”, agregó.

Con información de Univisión

(47)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados