inicio ESTATAL Es posible la importación automovilística de cualquier año si cumplen norma ambiental

Es posible la importación automovilística de cualquier año si cumplen norma ambiental

Es posible la importación automovilística de cualquier año si cumplen norma ambiental
0

Los autos de segundo uso, con años previos al 2008, podrían ser importados, sólo si cumplen con la norma ambiental, de esta forma se controlaría la cantidad de emisiones contaminantes que generan, señaló el especialista Efraín Nieblas.

Dijo que hay un debate sobre abrir o no la frontera a vehículos usados: “mi opinión personal es que, si están dentro de los rangos permitidos por la norma ambiental pudieran importarse”.

Pero, será necesario que las autoridades se aseguren de que continuarán en esa misma posición.

Te recomendamos:   Entrega IMJUVET paquetes escolares en el marco del día del estudiante

“Históricamente los vehículos conforme van avanzando en su edad de circulación van perdiendo la capacidad de controlar las emisiones a la atmósfera y se vuelven una fuente móvil contaminante que termina impactando la calidad del aire”.

El ex secretario de Protección al Ambiente del Estado añadió que, “si se cuenta con una cuenca atmosférica comprometida en la calidad del aire no sería muy inteligente estar permitiendo la entrada de vehículos que tengan muy poca vida útil de los sistemas de control de emisiones”.

Te recomendamos:   Registra Baja California 843 muertos por COVID-19

Comentó que todos los vehículos emiten emisiones a la atmosfera, el detalle está en saber si están debidamente controlados, la única forma de saberlo es cuando verifican que el vehículo cuenta con control de emisiones y si se está cumpliendo con la norma.

“El detalle con este tipo de unidades ‘chocolate’ es que sabemos que están contaminando como cualquier vehículo, pero no sabemos en qué medida, desconocemos si están en cumplimiento con la norma ambiental o no, y ese es el problema”.

Te recomendamos:   Aumenta a 774 fallecidos por COVID-19 en Baja California

Fuente: La Voz de la frontera

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados