inicio ESTATAL En Tijuana esperan horas para poder probar el famoso “Pollo Haitiano”

En Tijuana esperan horas para poder probar el famoso “Pollo Haitiano”

En Tijuana esperan horas para poder probar el famoso “Pollo Haitiano”
0

Después de que presentamos el primer negocio que ofrece “Pollo Haitiano” en Tijuana, tanta ha sido su popularidad que para poder probarlo ahora se tiene que esperar horas.

No sólo los migrantes abarrotan las modestas instalaciones de la lonchería ubicadas en la calle Ocampo, entre segunda y tercera, sino que llevados por la curiosidad, locales han acudido en la búsqueda del “pollo haitiano” para degustar una muestra de la gastronomía de los haitianos.

news_photo_79375_1476140762

La locataria ha establecido una estrecha relación con los migrantes de origen haitiano.

La demanda ha rebasado la pequeña cocina donde haitianas ayudan con el laborioso proceso de la preparación, según comenta su propietaria, desde el día que SanDiegoRed.com dio a conocer la nota, han venido personas de varias partes de Tijuana, incluso de San Diego para comer el pollo.

El esposo de la señora Rossy ha tenido que ayudar en la distribución de la comida.

“No pensé que fuera a venir tanta gente, también vino la otra vez la “inspectora”, refiriéndose a la directora de atención al migrante municipal, Rosario Lozano”, mencionó la señora Rosalia.

Los clientes no solo son migrantes de origen haitiano, sino que la curiosidad ha llegado a tal grado, que sin importar de qué tan lejos estén o el tiempo que esperan, locales acuden con la esperanza de probarlo.

news_photo_79375_1476140203

Los migrantes llegan desde temprana hora para alcanzar la comida.

Tal es el caso de Julian Ambríz, quien resalta en la línea de espera, el cual comentó que lleva desde el día viernes intentando probar el platillo desde que leyó la nota que le causó curiosidad.

news_photo_79375_1476140463

Julian, desde Playas de Tijuana ha viajado estos últimos tres días para probar el pollo, hoy, la pagó desde temprano como manera de asegurar un plato.

“Ahora no me voy sin probar el pollo, ya tengo como dos horas y media aquí, pero espero valga la pena, ya que en cuestión de minutos se les termina” compartió.

Otros incluso han cruzado la frontera desde San Diego para obtener un poco de Haití, así lo manifestó la propietaria al referirse a una clienta que el día sábado espero por tres horas, tiempo en que tuvo la oportunidad de convivir con algunos de los migrantes que se encontraban esperando su orden.

Aunque la señora implementó un sistema de números que reparte desde temprana hora con los migrantes, queda sin funcionar el sistema, ya que cada vez más personas acuden de manera sorpresiva y muchas veces no puede darles preferencia ya que los migrantes haitianos se molestan, pues ya tienen rato esperando.

Ya tiene competencia

Basto cuestión de días para que el pequeño local ya tuviese competencia, un negocio donde originalmente vendían tortas, ubicado

sobre la calle segunda, donde siguiendo con la idea de la señora Rossy, también contrató a haitianos para que cocinaran para ellos mismos, adecuando el menú entre tortas y pollo frito.

Aunque el lugar también tiene gran aceptación con los migrantes, algunos de ellos le han manifestado a la señora que “comida no buena”, por lo que regresan con ella sin importar el tiempo de espera.

Las mujeres de origen haitiano que laboran con la señora en la pequeña lonchería esperan su cita para pedir asilo en Estados Unidos, por lo que entre ellas mismas ya han recomendado a otras para laborar temporalmente dejando su legado en la cocina.

No todo es pollo

Aunque el pollo frito ha sido toda una sensación, la diversidad gastronómica de los haitianos le ha permitido experimentar con otros platillos, utilizando otra proteína, como el pescado o el puerco.

En días pasados ha alternado entre dos platillos más, un pescado frito con arroz y plátano macho, el cual vende en 45 pesos la orden por el precio del plátano.

También incluirá dentro del menú de los próximos días unas patitas de puerco cocinadas con el estilo de los haitianos, sin duda será un deleite gastronómico que quien ya comprobó el sabor con el pollo no dudará volver a esperar las horas necesarias para probar los otros platillos.

Con información de SanDiegoRed

Publicar tu comentario

Comentario

Don`t copy text!