inicio COLUMNAS Mis Comentarios: Lo que nos falta por ver

Mis Comentarios: Lo que nos falta por ver

Mis Comentarios: Lo que nos falta por ver
18
0

Yo pertenezco a una generación nacida en los años cincuentas, en aquellos tiempos la vida transcurría con mucha tranquilidad, en nuestra niñez los juegos eran, las canicas, el trompo, el balero, los encantados etcétera, hoy son los aparatos electrónicos nuestros mejores juguetes, donde la falta de actividad física es característico.

Antes la autoridad en el hogar lo tenían los padres de familia, hoy vemos que en muchos hogares, son los hijos los que mandan y los padres obedecen lo que sus hijos ordenan.

Antes se casaba un hombre con una mujer, hoy se permite y se ve de lo más normal, que se unan personas del mismo sexo, ya sea hombre con hombre o mujer con mujer, completamente legalizada ante las autoridades civiles.

Antes el uso de la mariguana estaba completamente prohibido, hoy ya vemos como a cuatro personas en el País se les permite sembrarla, cultivarla ,cosecharla, transportarla y hasta fumarla protegidas por las leyes: Con toda seguridad se va a autorizar a más personas eso mismo y posteriormente para todos los ciudadanos mexicanos.

Antes las familias legalmente establecidas podían adoptar hijos, hoy en algunos estados, se permite que las parejas del mismo sexo también puedan adoptar hijos, con la confusión propia de los niños de tener dos Papas o dos Mamas y no saber cómo nombrarlos.

Antes a los profesores se les consideraba como los segundos Padres de familia, con derechos para educarnos, corregirnos castigarnos, hoy en muchos casos, los padres no permiten que el maestro castigue a sus hijos, porque luego acudimos a las autoridades para que sancionen al maestro que haga eso.

Antes, cuando salíamos a fiestas o a pasear, el horario de llegar a casa no podía pasar de las nueve o diez de la noche, hoy vemos como los jóvenes a esa hora se están preparando para salir a dar la vuelta y llegar a casa en las primeras horas del día siguiente.

En los últimos años, la tecnología avanza a pasos acelerados y a dejado fuera de servicio a instituciones como el servicio postal mexicano, léase correo y telégrafo , que los jóvenes de hoy no saben qué es eso.

Antes teníamos que pedir permiso y que nos autorizaran para salir con los amigos, hoy cuando mucho los muchachos avisan que van a salir y en ocasiones ni eso, con la complacencia o incapacidad de los padres para regular esa autoridad, que cada día veo que se va perdiendo.

(18)

Publicar tu comentario

Comentario

Derechos reservados