ChiloAndFresco

inicio SALUD Mala postura corporal afecta la columna: IMSS

Mala postura corporal afecta la columna: IMSS

Mala postura corporal afecta la columna: IMSS
38
0

Toda la población padece lumbalgia en una o más ocasiones, pero desafortunadamente al acostumbrarse a las malas posturas, se pueden convertir en crónicas e incluso provocar defectos posicionales en la columna vertebral, desniveles pélvicos y dolor permanente en la espalda, explicó el doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 38 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis, Río Colorado, Sonora.

Se trata de la patología más común, provocando alteraciones en la mecánica de la columna vertebral; la mayoría de todos los padecimientos de la columna se deben a alteraciones de este tipo, manifestándose en personas de todas las edades, aunque se ve más en mujeres adultas.

Castro Guevara consideró que las malas posturas deberían evitarse desde la escuela a partir de la instrucción primaria e incluso, cuando los niños comienzan a ir al kinder. La razón es que la mayoría de las ocasiones las sillas o sillones no están de acuerdo la estatura de los menores; desde entonces comienzan las malas posturas, lo mismo que en casa.

Señaló que todo lo blando es malo para la columna, salas mal diseñadas con respaldo hacia atrás hacen que la columna se sobre esfuerce y se manifiesten contracturas musculares o dolor bajo de espalda.

Resaltó al trabajar en escritorios la gran mayoría se sienta de manera inapropiada, carga objetos pesados sin la protección requerida, como el uso de cinturones o llamadas fajas.

Dio a conocer que al sentarse se debe depositar la espalda en el respaldo con posición siempre de 90 grados, no mantenerse agachado ni hacia atrás, lo mismo al conducir automóviles, la posición ideal para cualquier actividad, incluso ver televisión es a 90 grados.

Caminar de manera anormal generalmente provoca también la formación de escoliosis, que es una encurvación lateral de la columna para compensar algún desnivel. Al dormir también se mantienen malas posturas, como recostarse hacia abajo, posición en la que más se sobre esfuerza la espalda, sin almohada o con una muy elevada; por ello se amanece con dolores de espalda o en el cuello que se pueden volver crónicos.

Advirtió que las complicaciones se manifiestan y evolucionan de manera inmediata, pero a estos dolores generalmente se les hace poco caso o se justifican por algún esfuerzo realizado o simple cansancio; por eso no se corrigen los vicios posturales.

Es así que el director de la UMF número 38 exhortó a los derechohabientes a acudir a su Unidad de Medicina Familiar ante cualquier molestia con la finalidad de evitar complicaciones irreversibles.

(38)

Publicar tu comentario

Comentario