Banner UTT

inicio NACIONAL Paula fue violada por siete hombres en su propia casa

Paula fue violada por siete hombres en su propia casa

Paula fue violada por siete hombres en su propia casa
1.90K
0

Hace seis años, Paula Sánchez, una joven de 15 años de edad fue víctima de violación tumultuaria por una banda que asaltó su casa ubicada en La Calera, Puebla, y hasta la fecha, la Fiscalía General del estado no ha detenido a uno solo de sus atacantes a pesar de tener plenamente identificado a Roberto González, presunto líder de la agrupación delictiva.

Paula fue violada por siete hombres en el baño de su casa, luego de que entraran a su casa por la puerta trasera mientras ella dormía.

El ataque

Esa madrugada de junio de 2011, también fueron amenazadas y encerradas la empleada doméstica de la familia y su hija. Los padres se encontraban ausentes.

Según lo informado por Sin Embargo, la madre de la joven, asegura que en el Ministerio público dijeron que deberían estar agradecidos de que la violación se llevó a cabo. Además aseguran que recibieron malos tratos por parte de la psicóloga y médico forense que el gobierno les proporcionó.

En entrevista con Periódico Central, María Cristina, la madre de Paula, relató que desde entonces su familia no es la misma, incluso abandonaron Puebla por seguridad ya que la Fiscalía General del estado hasta el momento no ha hecho nada por ayudarles a pesar de que tienen identificado a el autor del ataque, y contra quien se abrió una averiguación previa con  folio 916/2011 en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales.

Los sujetos golpearon a Paula y encerraron a la empleada doméstica y a su hija. El ataque fue directo contra la adolescente a quien le preguntaron por el parentesco familiar con su abuelo Ángel Sánchez Ortiz y su padre Francisco Sánchez.

Paula fingió su muerte y al escuchar que se habían marchado los atacantes fue semidesnuda y sangrando a la casa vecina para pedir ayuda. Desde ahí le llamó a su mamá.

Después del ataque

Luego de la agresión, los victimarios huyeron del lugar, dejando a Paula desnuda, amarrada y creyéndola muerta debido a la violencia con la que actuaron. Esto no pasó, pues fue ella misma quien, al despertar, corrió a la casa de sus vecinos para ser auxiliada.

La investigación sólo trajo problemas serios para Paula y su familia, pues los agresores comenzaron a atacarlos y amenazarlos cada vez más seguido. Cuando reportaban esto, las autoridades les decían que no podían hacer nada.

La ola de violencia para la familia dejó como saldo la muerte de Francisco, el padre de Paula, luego de que fuera asaltado ferozmente, causándole un infarto.

Durante el funeral y el entierro de su padre la adolescente, lloraba en silencio junto a su familia. María Cristina, viuda de Francisco y madre de Paula, decidió huír de Puebla debido a la gravedad de la situación.

Actualmente, no han recibido compensación alguna, ni siquiera con las pruebas de que las mismas personas que atacaron a Paula en 2011, fueron los responsables de la muerte de su padre.

Este caso continúa sin resolverse, sólo dos de los siete agresores identificados tienen orden de aprehensión, pero nadie ha sido detenido.

Al exigirle justicia al Ministerio Público, la familia recibe la misma respuesta: “usted no sabe la cantidad de casos que tenemos, son demasiados, tenemos muy poco personal y no nos damos abasto”.

Con información de El Debate

(1900)

Publicar tu comentario

Comentario