Banner UTT

inicio NACIONAL Declaran que Jessica estaba semiconsciente cuando la abrieron para extraer y robarle a su bebé

Declaran que Jessica estaba semiconsciente cuando la abrieron para extraer y robarle a su bebé

Declaran que Jessica estaba semiconsciente cuando la abrieron para extraer y robarle a su bebé
800
0

Los presuntos homicidas de Jessica Gabriela Hernández y su bebé no nacido permanecerán bajo prisión preventiva cuatro meses, en tanto, las autoridades investigan las circunstancias en que Cynthia “N” y Omar “N” la asesinaron presuntamente para robarle a su hijo.

La decisión del juez de proceso ocurrió luego de la primera audiencia oral que duró 9 horas, durante la cual el fiscal presentó pruebas en contra de los inculpados, quienes permanecerán en el Centro de Ejecución de Sanciones del municipio de Altamira, Tamaulipas, durante su proceso.

En esta primera audiencia, la información revelada por las pruebas forenses fue escalofriante. Al parecer, Cynthia “N” utilizó un cuchillo de cocina para extraer el bebé del vientre de Jessica, cuando la joven estaba aún consciente o semiconsciente.

Las autoridades tienen por delante 4 meses para establecer adecuadamente la mecánica de hechos. Por lo pronto, este martes llevaron a cabo la exhumación del bebé de Jessica, con el propósito de practicarle pruebas de ADN y otros estudios.

 La carpeta de investigación del caso consigna que Cynthia “N” engañó a su esposo y a todos sus conocidos haciéndoles creer que estaba embarazada. Incluso publicó fotos en su página de Facebook, en la que aparece con ropa de maternidad y celebrando con su marido que serían padres.

Después contactó por Facebook a Jessica, que tenía 8 meses de embarazo, y con engaños la invitó a su casa, ofreciéndole ropa nueva para su bebé. El martes 27 de marzo, a las 10 de la mañana, Jessica se presentó a la cita en un domicilio de la colonia Nuevo Progreso, en el puerto de Tampico, Tamaulipas.

Apenas cruzó la puerta, Cynthia la sometió y asfixió hasta dejarla inconsciente. Luego sacó al bebé que llevó al hospital general Carlos Canseco, donde pretendió engañar a los médicos, haciéndoles creer que había sufrido un aborto.

Allí reportaron el hecho a las autoridades, pero no detuvieron a la mujer, porque incluso tuvo tiempo suficiente para enterrar al bebé en el panteón privado del Ejido Tancol.

Todavía el jueves 29 de marzo, Cynthia actualizó su foto de perfil e informó a sus contactos de Facebook que había perdido a su niña. Puso la fotografía de los pies de una bebita con la siguiente frase: “En el cielo hay alegría porque llegó un ángel más. Pero yo te extraño porque dejaste un gran vacío en mi vida.”

Su última publicación la hizo un minuto después, al cambiar la foto de portada de su cuenta de Facebook. Colocó la foto de una recién nacida, de espaldas, mostrando alas de angelito, con la frase “Jamás imaginé estar tan cerca de un ángel hasta que vi a mi bebé nacer en el cielo”.

 Solo después, el sábado 31 de marzo, las autoridades acudieron al domicilio donde descubrieron el cuerpo de Jessica en una bolsa de plástico bajo una cama. Las pruebas forenses determinaron que murió de un “shock hipovolémico por herida punzocortante en cavidad abdominal”, lo que significa que se desangró y que Cynthia sacó a la bebé cuando la joven mamá aún estaba con vida.De acuerdo con su declaración, la mujer aceptó haber cortado el cordón umbilical de la bebita y haber estado sola durante los hechos. Sin embargo su esposo también fue detenido.

Hasta el momento la pareja está bajo investigación solo por la muerte de la bebé, pero está pendiente el cargo de homicidio calificado en contra de Jessica Gabriela Hernández García, que tenía 20 años antes de ser asesinada.

Fuente: Sinembargo

(800)

Publicar tu comentario

Comentario