CESPTE

inicio ESTATAL En peligro de extinción más de 42 especies en Baja California

En peligro de extinción más de 42 especies en Baja California

En peligro de extinción más de 42 especies en Baja California
808
0

El borrego cimarrón, el cóndor californiano, la vaquita marina y la totoaba son los animales más conocidos en riesgo de desaparecer de los que habitan en esta zona; sin embargo, hay 42 especies de la región que están en situación similar.

Cada una de estas especies se encuentra en la lista de la Norma Oficial Mexicana NOM-59, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que habla de la protección ambiental-especies nativas de México de flora y fauna.

De las 42 especies, 25 están bajo la condición de protección especial, 12 como amenazadas y 5 se encuentran en peligro de extinción.

Reproducción en cautiverio

La vaquita marina, el cetáceo en mayor peligro de extinción, ha sido noticia debido a que nuevos estudios indican que su población se ha reducido drásticamente.

También el más pequeño de los cetáceos en el mundo, la vaquita marina habita exclusivamente en el Alto Golfo de California, donde queda atrapada en las redes de pescadores de manera incidental.

El gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, dijo que se estudia de qué forma se pueden reproducir la vaquita marina en cautiverio, para la protección de la especie.

“Hay que confinar algunas de las vaquitas y ahorita el esfuerzo es el método a ver si se puede encontrar la reproducción. Por muchos años no se creía que la totoaba se pueda reproducir en cautiverio”.

Instituciones como El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) y la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) han apoyado con estudios para confirmar el peligro en el que se encuentran algunas especies e incluso, han aportado en la creación de hábitat artificial para salvaguardarlas.

En 2013, como parte de un programa de restauración integral y regional, se inició la restauración y conservación de las poblaciones de aves marinas mediante el uso de un sistema de atracción social, la remoción de vegetación invasora, señalización y monitoreo, en las Islas del Pacífico de Baja California, precisa personal de El Colef.

En otro estudio denominado “Zona de Influencia de los Complejos Sierra San Pedro Mártir y Constitución de 1857”, El Colef destaca la relevancia biológica del Área de Influencia del Complejo, en la Sierra de San Pedro Mártir.

Explica que “no sólo estriba en formar parte de un corredor biológico transfronterizo; al interior de ésta se presentan numerosas especies endémicas, raras y de importancia económica y cultural (O’Brien, et al., a, b; Riemann y Ezcurra, 2005) en riesgo de desaparecer por efecto del cambio en el uso del suelo y las repercusiones del cambio climático”.

Falta apoyo

Para el director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA), José Carmelo Zavala, son insuficientes los recursos que se destinan a apoyar programas para el cuidado del medio ambiente y específicamente a la protección de las especies amenazadas en su hábitat, tal como la totoaba, un pez cuyo buche es considerado afrodisiaco en algunas partes de Asia.

Enfatizó que se debe concluir con la pesca “clandestina” de totoaba, que se hace con redes sumergidas en el mar, en las que la vaquita marina queda atrapada y muere, causa por la que se encuentra en peligro de extinción.

“Otro elemento que el gobierno mexicano no reconoce suficiente como responsabilidad: la pesca de la totoaba, un pez de dos metros que se volvió muy atractivo para la cocina asiática. Este valor exorbitante de los buches de totoaba no ha tenido colaboración suficiente del gobierno de Estados Unidos y el gobierno de China”.

Sobre la totoaba, el gobernador Vega de Lamadrid afirmó que se trabaja en programas con especialistas para su protección en Baja California.

“La vaquita está en peligro de extinción, fuerte y gravemente, pero también escucho que la totoaba. La totoaba, creo yo, ya no va a ser problema, porque muy pronto se va a liberar a la pesca deportiva”.

La UABC cuenta con un laboratorio de producción de alevines de totoaba, para “evaluar un incremento en las poblaciones de totoaba en el Alto Golfo de California y estimular la sensibilidad de la sociedad hacia la protección del ambiente hacia las especies amenazadas”, dijo Vega de Lamadrid.

“Se está invirtiendo un recurso muy importante a este laboratorio, entre federación y el Estado. Nos comprometimos a aportar 42 millones de pesos, adicional a lo que ya habíamos aportado: 19 millones más para que ese proyecto terminara: 38 (millones de pesos) la federación y 5 para completar los 42 el Estado”.

Pese al esfuerzo que han realizado académicos, ambientalistas y el propio gobierno, para preservar la especie y no se lucre con ella, existe una iniciativa para que la pesca de la totoaba continúe bajo ciertas condiciones, informó el diputado local por el Partido de Baja California, Jorge Eugenio Núñez.

“Nosotros propusimos a Conapesca (Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca) para que inicie el conteo poblacional (de la totoaba), que se confirme que hay una gran población. Y a la Secretaría de Relaciones Exteriores para que se haga un convenio con China, porque finalmente son ellos los que consumen el buche de totoaba”.

En la mira

Algunas especies en peligro  de extinción, amenazadas o protección especial

– Trucha arcoíris

– Mérgulo de Scripps

– Gavilán pajarero

– Águila real

– Águila calva

– Cisne de tundra

– Cóndor californiano

– Búho moteado

– Jilguero norteño

– Borrego cimarrón

– Zorra norteña

– Musaraña adornada

– Topo

– Boa rosada

– Serpiente nocturna

– Serpiente látigo de Baja California

– Lagartija de cola negra

– Serpiente de cascabel

– Alcuela oscura

– Pelícano pardo

– Cormoranes de doble cresta

– Cormoranes de Brandt

Con información de Infobaja

(808)

Publicar tu comentario

Comentario