CESPTE

inicio COLUMNAS Palco de Prensa: La moneda al aire

Palco de Prensa: La moneda al aire

Palco de Prensa: La moneda al aire
8
0

Cuando las cosas no están claras, o aún no se han decidido a favor de alguno de los interesados, la forma más usual, para tomar una decisión, es echar un “volado”, o sea lanzar una moneda al aire.

Al grito de “cara o cruz” –aunque, con las monedas de 10 pesos, sería “águila o calendario azteca”- se lanzaba al aire. Al caer al suelo, se decidía la suerte.

Eso es más o menos lo que ha pasado con el proceso interno de selección de candidatos del PRI. Se publicó la convocatoria, como quien lanza la moneda al aire, pero aún no hay candidatos.

Lo único que se puede decir, es que no hay “tapado”. Hubiera sido lo más sencillo “destaparlo”.

Podría haber, pero no se le puede “destapar”, porque aún no se sabe, cuáles posiciones serán asignadas a mujeres y cuáles a los hombres. Eso de la paridad de género, les cambió la “jugada” a todos.

Cabe observar, que el publicar la convocatoria, simplemente fue una treta, para aplacar los ánimos de los aspirantes.

Esto, en tanto el Instituto Nacional Electoral, responde de manera específica y concreta, la última consulta al respecto, hecha por la dirigencia estatal priísta. No ocultan la causa de su titubeo.

Para asignar candidaturas y repartirlas equitativamente, entre mujeres y hombres, tienen que repasar los números de votos de los comicios del 2013, pues aunque ya saben cuales ganaron y cuáles perdieron, no han podido precisar los votos, para dar cumplimiento a los lineamientos del INE.

Puede decirse que “está en Chino”, eso de hacer tres paquetes de las zonas, conforme al número de votos y de ahí partir, para la asignación de candidaturas. El haber establecido alianzas con otros partidos, dificulta conocer números precisos.

Por eso, se fue posponiendo la fecha para la pulicación de las convocatorias. Por fin se logró confeccionarlas, de manera genérica.

Los aspirantes a ocupar pouestos de elección popular, han revisado varias veces las convocatorias, con lupa, tratando de encontrar algún detalle que les permita identificar las zonas que serán para mujeres o para hombres. No hay nada claro al respecto.

Se recuerda que hace unas semanas, un sábado, David Saúl Guakil, dijo con toda seguridad, que el lunes siguiente sería publicada la covocatoria, para seleccionar a los candidatos a alcaldes, y que unas horas más tarde, ya se conocería la identidad de los mismos.

Pasaron los días y nada. Por fin llegó la fecha de la publicación, pero no se despejaron las incógnitas.

Hoy, el saludo entre los políticos, consiste en preguntarse entre ellos : ¿Quién es el bueno? Porque nadie sabe nada. Ni siquiera el supuesto “elegido”.

Pero cabe obserar que este ambiente de incertidumbre, es general, en todos los partidos políticos. Todos los políticos andan que “se comen las uñas”.

Las únicas que andan felices, son las mujeres. Independientemente de cuántas y cuáles candidaturas les asignarán, saben que les tocarán más, de las que comúnmente les asignaban. Sin esfuerzo alguno.

Lo que hacen, es vestir sus mejores garritas todos los días. Lucir una sonrisa de oreja a oreja y muestrearse en todas partes.

Existen muchas mujeres, pero no tantas. Cualquiera se puede sacar una candidatura, sin comprar boleto.

A manera de broma, obviamente, cuentan que, ante el panorama tan incierto, los políticos andan consultando a cirujanos, para conocer el costo del cambio de sexo, considerando que será más fácil, lograr una posición, invocando la paridad de género.

Que incluso, algunos ya están pensando en la posibilidad y necesidad de “salir del closet”. Como primer paso para ello.

Mientras tanto, como las convocatorias no traen dedicatoria para nadie, muchos han decidido hacer fila por determinada zona. Por ello, al curso de capacitación, previo, asistieron el doble del número estimado.

Se dice que, en el caso de las diputaciones, hay hasta 15 aspirantes para un mismo distrito electoral.

Se les van a “romper las medias”, cuando les digan que solamente habrá un candidato por distrito.

Sobre todo, cuando les digan que no serán el “candidato de unidad”. Cuando les digan : “aquí se quebró una taza y cada quien para su casa”.

Por el momento, la moneda está en el aire. Cualquiera puede ser.

[email protected]

(8)

Publicar tu comentario

Comentario