CESPTE

inicio COLUMNAS Mis Comentarios: México, pueblo Guadalupano

Mis Comentarios: México, pueblo Guadalupano

Mis Comentarios: México, pueblo Guadalupano
17
0

         Durante muchos años ,lustros ,décadas y siglos, nuestro País, México, está plenamente identificado, en el mundo, como un pueblo devoto que venera a la Virgen de Guadalupe, quien también es considerada Emperatriz de América , ya que en varios países de nuestro continente tiene un sitio muy especial en la fe de las personas y de las comunidades.

         Se afirma que el Santuario de Guadalupe, después de la Basílica de San Pedro en El Vaticano, es el más visitado en el mundo, vemos como millones de mexicanos rinden culto a María, la madre de Jesús, esto es todos los días, pero en diciembre, cercano al día 12 ,llega al máximo las caravanas de peregrinos que visitan este templo, llevando sus ofrendas, agradecimientos, cumpliendo lo que llaman Mandas, haciendo suplicas y promesas.

         Cuenta la historia escrita por el indio Antonio Valeriano, que venía Juan Diego de Tulpetlac para oír misa, llego al amanecer al cerro del Tepeyac ,cuando escucho una música semejante al canto de muchos pajarillos después escucho una voz que venía de lo alto *Juanito ,Juan Dieguito*, subió a la cumbre del cerro y vio a una señora de pie entre las rocas que le dijo *Deseo que aquí, en este lugar se me erija un templo ,sucedió el sábado 9 de diciembre de 1531, es lo que se conoce como la Primera Aparición. Fue y le conto al Obispo Fray Juan de Zumárraga quien no le creyó lo que Juan Diego le contaba.

         La segunda Aparición fue ese mismo dia contándole que el Señor Obispo, no le había creído, que mejor mandara el recado con otro mensajero, pero la Virgen lo mando para que el día siguiente volviera y le repitiera el mensaje al Obispo.

         La tercera Aparición fue al día siguiente y le dijo que el Obispo pedía una prueba o una señal que indicara que Ella era quien lo mandaba .Entonces le dijo que al día siguiente, día 11, fuera a verla para darle la señal que pedía el Obispo.

         Pero Juan Diego no fue al Tepeyac el lunes 11, porque hallo a su tío Bernardino muy grave del cocolixtle, que era una forma de Tifo.

La Cuarta Aparición sucedió el 12 de diciembre al aparecérsele le pidió la señal y la virgen le pidió que subiera a la cumbre del cerro y cortara las flores que ahí encontrara, Juan Diego obedeció, pero el sabia que en ese cerro no se daba ninguna clase de flores, menos en diciembre en el que el frio secaba toda vegetación existente, al llegar a la cima encontró jardín lleno de rosas corto muchas , todas las que cabían en su Tilma, una vez cortadas las flores bajo a donde estaba la Virgen , ella lo mando a que viera de nuevo al Señor Obispo, diciéndole que solo delante de el desplegara su manta y descubriera lo que llevaba .

Aunque los criados lo hicieron esperar largo rato, al fin pudo estar frente al Obispo Zumárraga y al extender su ayate se esparcieron por el suelo todas las diferentes rosas de Castilla que traía y apareció en su tilma la imagen de la Virgen Madre de Dios, misma que se conserva en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en el Distrito Federal.

Tan pronto como la vio el Obispo Zumárraga, se arrodillo, lo mismo que todos los presentes y ahí prometió obedecer el mandato de la Virgen.

El Señor Zumárraga tuvo otra comprobación de la presencia de Virgen Santa en el Tepeyac y fue la curación del tío de Juan Diego, que fue quien revelo el nombre que habría que dar a la Virgen.

Por ello todos los doce de diciembre se recuerda y se venera a la Reyna Madre de México.

 

Jesús Ernesto Avilés Ramírez, Coordinador Nacional de Grupos Madrugadores.

[email protected]

(17)

Publicar tu comentario

Comentario