Banner Ayuntamiento 2017

inicio COLUMNAS Cavilaciones: Tecnología y Elecciones

Cavilaciones: Tecnología y Elecciones

Cavilaciones: Tecnología y Elecciones
14
0

Hace cinco años escribí una serie de cuatro Cavilaciones acerca de la tecnología y las elecciones democráticas. El enfoque entonces fue describir los problemas que existen con el conteo de votos haciendo énfasis en que no importa si se tabulan a mano o con la ayuda de computadoras, los sistemas electorales se estresan cuanto la votación es cerrada. Cuando el margen de diferencia es estrecho, los perdedores impugnan los resultados y acusan a los contrarios de violaciones de las leyes electorales. Los recuentos siempre arrojan resultados diferentes a los originales. Si la diferencia es de solo unos cuantos votos, los recuentos pueden llegar a cambiar los resultados.

Un efecto de la tecnología en las elecciones democráticas que no consideré en ese entonces es lo que está sucediendo en Estados Unidos: las filtraciones de las comunicaciones privadas de las campañas y la facilidad de encontrar declaraciones históricas de los candidatos y partidos. Estas fallas en la seguridad de los sistemas de datos electrónicos seguramente afectarán los resultados del próximo 8 de noviembre.

Hillary Clinton se metió ella sola en problemas por la mala decisión de utilizar un servidor de correo electrónico instalado en su casa, en vez del que autoriza el gobierno. Este hecho la expuso a una investigación del FBI para averiguar si no se filtró información clasificada a terceras personas. En julio, el director del FBI exoneró a Clinton declarando que aunque no hubo un crimen, Hillary se había comportado de manera muy imprudente. Diez días antes de las elecciones, al llevar a cabo una investigación ajena a Clinton, el FBI encontró en una computadora de Huma Abedin, su ayudante de confianza, miles de correos de ella que no deberían estar ahí. Aunque no se sabe cuál es el contenido de dichos correos, el director del FBI se cubrió el trasero informando al Congreso que se reabría la investigación. Debido a esto Hillary está cayendo en picada en las encuestas de los últimos días.

Pero no solo es eso. Wikileaks ha publicado mensajes de correo electrónico obtenidos ilegalmente por hackers de las cuentas del General Colin Powell y de John Podesta, el jefe de campaña de Clinton. Estos son diálogos privados expuestos al público. No es anormal que algún correo entre los trabajadores de la campaña de Clinton diga que “Trump es un perfecto idiota ignorante”. Estos mensajes filtrados se convierten en encabezados de prensa el mismo día.

Otra influencia de la tecnología es la capacidad de analizar rápidamente las declaraciones de los últimos 15 años de los candidatos y sus colaboradores. Con nuevas tecnologías se pueden encontrar las contradicciones de los candidatos, quienes cínicamente siguen mintiendo sin que les importe. Ya sabíamos antes que los políticos tienen la tendencia a mentir pero no lo podíamos observar tan claramente y en tiempo real. Hoy lo vemos diario y aún así no impide que lo sigan haciendo.

Los correos electrónicos dejarán muy pronto de ser un método de comunicación oficial. Con la tecnología actual no se pueden tener comunicaciones privadas.

 El autor es egresado del Tecnológico de Monterrey y Doctor en Ingeniería Eléctrica y de Computación de la Universidad del Estado de Nuevo México.

www.cavilaciones.com

[email protected]

(14)

Publicar tu comentario

Comentario